Locales

EDET aplica otro 100% de aumento

Es grave la situación que atraviesan miles de hogares y comercios tucumanos por el costo de la electricidad se agravó luego del último incremento aplicado el mes pasado por EDET, superior al 100%, mientras en el resto del país se suspendieron todos los aumentos.

En Tucumán hoy se paga 5 veces más por la luz que en Santiago del Estero, Buenos Aires y muchos otros distritos.
Según lo previsto y anunciado por el Gobierno nacional, la segmentación de tarifas —con quita de subsidios para los usuarios de mayores ingresos— debía implementarse durante el mes de septiembre, cuando se comenzarían a aplicar los nuevos cuadros tarifarios. Pero dificultaron el proceso algunos baches en la reglamentación requerida para iniciar la facturación segmentada y el alto porcentaje de hogares que no se anotaron en el formulario online para mantener subsidios.

La medida tiene que ver con las complicaciones que plantearon las empresas distribuidoras para aplicar con los cambios que se realizaron sobre los subsidios. De esta manera, en el centro del país el esquema se empezaría a aplicar recién sobre el consumo del mes de octubre. “Los consumos que se hicieron entre el 1 de septiembre y el 30 de ese mes van a tener la misma tarifa que tenían hasta fines de agosto”, explicó en De boca en boca (Radio 2) el titular de la EPE, Mauricio Caussi.

Según estimaciones del Gobierno, el 35% de los usuarios de energía eléctrica —sobre un total de 15 millones— no se anotó en el formulario RASE para mantener los subsidios. Una parte puede corresponder a personas que no lo hicieron porque decidieron no solicitar el subsidio, pero desde la Secretaría de Energía entienden que gran parte de ese porcentaje son personas que no se inscribieron por falta de información o conectividad pero que por su nivel de ingreso deberían seguir subsidiados.

Son más de 5 millones de hogares los que no se inscribieron. Por esa situación, la semana pasada se publicó una resolución donde se especificaba que los que no se habían anotado perderían los subsidios y al mismo tiempo los usuarios con tarifa social lo podrían mantener en forma temporal a pesar de no haberse inscripto. Aunque deberán hacerlo más adelante. Además, los entes y autoridades locales decidieron salir a buscar a los que no se anotaron para conocer su situación.

En tanto, solo algunas distribuidoras del interior -como es el caso de EDET en Tucumán- ya comenzaron a facturar con los nuevos cuadros durante las semanas anteriores. Según fuentes del sector, fueron tres factores los que retrasaron la implementación: la llegada de las listas con los usuarios que perderían los subsidios comenzó recién en la segunda mitad de septiembre, sobre todo en las provincias; la normativa estaba incompleta y se debieron publicar nuevas resoluciones que no se podían aplicar en forma retroactiva; y, por último, se requirió una adecuación de los sistemas de facturación.
Los tucumanos tienen la tarifa eléctrica más cara de la Argentina.

El responsable de llegar a esa situación, el jefe del Ente Regulador de energía en Tucumán, Santiago Yanotti, fue designado como subsecretario de Energía de la Nación para encargarse de la “segmentación tarifaria”. Yanotti tiene 37 años e ingresó a la política como persona de confianza de Beatriz Rojkés y José Alperovich.

El ex radical Yanotti proviene de Franja Morada. Cuando se acercó a la familia Alperovich era empleado del Ente Provincial de Regulación de la Energía de Tucumán (Epret). Cuando este se fusionó con el Ente Regulador del Servicio de Agua y Cloacas (Ersact), nació el Ente Único de Control y Regulación de los Servicios Públicos de Tucumán (Ersept) y Yanotti fue designado vocal del directorio, durante la gobernación de José Alperovich. Luego escaló hasta la presidencia del Ersept, que ahora está en manos de otro alperovichista: Luis Morghenstein.

Los resultados que obtuvo Yanotti a favor de EDET en la gestión del Ente Regulador están a la vista de todos.

Según un estudio nacional difundido en el sitio Argentina en Datos, realizado por los especialistas Luciano Caratori y Mauricio Roitman, la tarifa mensual por 300 kwh en junio de 2022 llega a 6.894 pesos en Tucumán, contra 2.279 pesos en Santiago del Estero, 1.868 pesos para los clientes de Edesur y 1.876 para los de Edenor en CABA, 2.086 pesos en La Rioja, y 2.179 en Formosa.

EDET además de cobrar tarifas tres veces más caras se caracteriza por prestar un deficiente servicio, con permanentes cortes en el suministro a los tucumanos.

Insólitamente, el costo de distribución que cobra EDET por sus pésimas prestaciones es el más caro de la Argentina, triplicando a otras jurisdicciones.

En un informe presentado por Edenor al Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE) confirmaron que en Tucumán se paga el cuádruple por la luz que en Buenos Aires.

En el interior del país, la electricidad más barata está en La Rioja. Luego, siguen las de Edesur y Edenor, con un tanto más. Formosa, Santiago del Estero y Misiones completan el top 5 de las facturas más baratas.

En la otra punta, en cambio, están Tucumán, Neuquén y Entre Ríos.
 
Mostrar Más

Artículos Relacionados

Volver al botón superior