Policiales

Un tucumano causó conmoción en Santiago del Estero: mató a su esposa y puso a su hija a dormir con el cadáver

Otro femicidio conmociona a Santiago el Estero. Una mujer fue brutalmente asesinada a manos de su ex pareja, un deleznable sujeto que dejó que su pequeña hija durmiera con el cadáver de su madre mientras él tomaba la determinación de quitarse la vida

El escenario de la tragedia fue una casa -conformada por dos habitaciones- en la esquina de Mármol y pasaje Pavón del barrio Menéndez. Allí Maira Alejandra Soria (29) alquilaba junto a sus dos hijas de 4 y 6 años. La menor en común con el asesino.

El cadáver de Maira fue hallado cerca de las 6 de la madrugada de ayer. Su ex pareja Pablo Adrián Centeno (39) se entregó a la policía con el 45% del cuerpo quemado, y los “mandó” a que buscaran el cuerpo.

Maira tenía su cuerpo recostado sobre la cama y sus pies rozaban el suelo. A centímetros se encontraba su hija menor. La pequeña dormía de espaldas a su madre. La escena fue desgarradora, tanto que generó que los uniformados levantaran rápidamente a la niña. Por fortuna no se despertó sino hasta estar en la casa de una vecina. La mayor descansaba en la otra habitación.

Inmediatamente la vivienda se llenó de luces azules y móviles policiales que rodearon toda la zona. El asesino era asistido en el Centro de Salud Banda y los expertos aguardaban la llegada del Dr. Mariano Gómez -fiscal de la Unidad de Violencia de Género e Intrafamiliar- para iniciar las pericias.

Con el representante del MPF en el lugar, el médico de Sanidad examinó el cadáver. Tenía una herida cortante a la altura de uno de sus hombros. No denotaba profundidad. Su cuello tenía un surco morado. Había sido estrangulada.

Sobre el colchón había una tijera. También en la habitación encontraron dos cuchillos. Uno de ellos con sangre, y una funda de almohada. Sospechan que ese fue el arma homicida. Secuestraron un teléfono celular y otros elementos relacionados a la causa.

Efectivos de la División Homicidios y Delitos Complejos Banda iniciaron las averiguaciones, mientras el cadáver de la joven madre -oriunda del departamento Figueroa- era trasladado a la morgue para que una junta médica constate la causa de la muerte.

Según las investigaciones, la pareja había sido vista por última vez juntos cerca de la 0.30 cuando regresaron de la calle junto a las menores. Al parecer habían participado de una reunión familiar donde habían comido un asado.

Si bien hasta el momento se desconoce qué fue lo que sucedió en el interior de la habitación, las evidencias indicaban que se generó una discusión -supuestamente porque él quería volver a Tucumán y Maira no quería acompañarlo- donde ella se defendió con sus uñas hasta el final.

El adelanto de la autopsia confirmó que Maira murió por asfixia. Centeno la estranguló, pero no usó sus manos para cometer el crimen.

Él huyó del lugar, se internó en una zona montuosa del barrio El Rincón y allí se prendió fuego. Arrojándose alcohol en el cuerpo. Los detectives realizaban rastrillajes por la zona para encontrar en lugar donde el asesino atentó contra su vida.

Centeno, quien permanece internado en el CIS Banda, con custodia policial, será examinado por el forense para que determine si se encuentra en condiciones de declarar. /El Liberal

Artículos Relacionados

Volver al botón superior