Provinciales

Conmoción en San Pablo: murió otra joven tucumana de 17 años por dengue

Josefina Contreras de 17 años comenzó con síntomas el pasado jueves, acudió al hospital el sábado por la noche y en la madrugada del domingo tuvo un paro cardiorespiratorio y murió. La causa de su muerte fue por dengue.

El fuerte brote de la enfermedad, causada por el mosquito Aedes Agypti, está azotando a varias localidades de la provincia, la cifra de contagios supera ampliamente los 6500 casos y hasta ahora se confirmaron cinco fallecimientos.

El de Contreras es el segundo deceso en menos de 48 horas, el otro se produjo en Lules en la tarde del viernes y su víctima también era una joven estudiante de 17 años.

Conmoción

La familia de Josefina está inmersa en un profundo dolor, todo sucedió tan rápido que no pueden asimilar semejante pérdida.

Según el testimonio de una de sus hermanas, la joven había empezado con fiebre, dolores musculares y de estómago el pasado jueves. El sábado lo síntomas se agravaron y acudieron al hospital de San Pablo.  “Le tomaron la presión y le pusieron dos sueros, uno en cada brazo. De ahí, la mandaron a la casa”, relató María José, hermana de Josefina.

Al volver a casa, tuvo una breve mejoría y después el descenlace fue fatal. “Me decía que sentía que se moría, que le faltaba mucho el aire. Tenía ganas de vomitar y no podía, estaba sedienta”, detalló María José.

A eso de las cinco y media de la mañana, Josefina se levantó para ir al baño. Sin embargo, no llegó, y volvió a acostarse a su cama. Minutos después sufrió un paro cardíaco. “Se vomitó encima y tenía tipo convulsiones”, indicó su hermana.

Inmediatamente, Josefina fue trasladada nuevamente al hospital de San Pablo, pero fue en vano, no pudieron hacer nada para salvarla.

Sin comorbilidades

Josefina Contreras no tenía ninguna enfermedad de base, nada que pudiera haber incidido o agravado, su cuadro de dengue. Al menos, así lo afirman familiares de la víctima.
“Era una chica muy sana. Se dedicaba al estudio. Bailaba folclore, competía en folclore. Nunca le pasó nada”, expresó Miguel Contreras el padre de Josefina.

Egresada a fines del año pasado, de la escuela San Pablo Norte, la joven se encontraba estudiando para ingresar a la Escuela Naval. “Ese era su sueño”, afirmó Miguel.

En medio del dolor, el padre denunció que su hija falleció por impericia del personal del Hospital de San Pablo.

“Cuando me dijeron que le habían puesto suero, dije que no le tenían que poner nada. Me habían dicho que solo podía tomar paracetamol”, dijo Miguel, que sentenció: “para mí, en el hospital San Pablo me la mataron a mi hija”.

Enojo vecinal

Muchos vecinos no ocultaron su bronca al denunciar que poco se hace en San Pablo para prevenir el contagio de dengue. “El hospital está colapsado. No fumigaron por la zona, nadie hace nada. Es un desastre esto”, sentenció una amiga de la familia Contreras. /Los Primeros

Mostrar Más

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver al botón superior