ActualidadCasa Rosada

Cristina Kirchner y Alberto Fernández siguen sin diálogo personal pero se cuestionan a través de actos públicos

Después de los dichos de Cristina Kirchner en la provincia del Chaco el viernes pasado, donde manifestó el viernes pasado que: “en unos días se cumplen tres años de aquel video en el cual le comuniqué a todos la decisión que había adoptado, en referencia a elegir a Alberto Fernández para que lo acompañara en la fórmula que obtuvo el triunfo sobre Mauricio Macri y Miguel Ángel Pichetto, y agregó en ese contexto que si eso hubiera sido una decisión de poder habría elegido al presidente del Frente Renovador (Sergio Massa) que había sido candidato a presidente, o a Héctor Daer, de la CGT, o a Emilio Pérsico de los movimientos sociales”, llegaron algunas respuestas débiles del primer mandatario a horas de partir hacia una nueva gira a Europa en medio de la crisis del Frente de Todos y una derivada de ella que atraviesa la Argentina.

La actual titular del Senado de la Nación manifestó también que “elegí a una persona que hoy es Presidente que no representaba a ninguna fuerza política que conformaba el frente, pero que además me había criticado duramente desde el año 2008. ¿Alguien piensa que puedo decidir las cosas por enojo o poder? Esa decisión política, a la que no considero como dicen algunos compañeros erróneamente generosa, fue un acto inteligente”, y apuntó que “sí fue una acción generosa, creo, que quien resultó electo presidente con el voto de la ciudadanía, pudiera decidir quién era su gabinete económico, todos los hombres y mujeres de ese gabinete económico”.

Uno de los segmentos más duros hacia la gestión económica del equipo que sostiene Fernández fue en el que la ex jefa de Estado señaló: “No le estamos haciendo honor a tanta confianza, tanto amor y tanta esperanza que depositaron en nosotros” (..) “Hoy hay una insatisfacción democrática grande, la plata no alcanza, no llega a fin de mes y se produce un fenómeno que no habíamos conocido que es el de los trabajadores en relación de dependencia pobres. Esto nunca había pasado en la Argentina”.

La declaración de la senadora en la provincia del gobernador Jorge Milton Capitanich, potencial candidato en 2023 por el kirchnerismo, tuvieron otros fragmentos que cuestionaron la administración de su ex jefe de Gabinete y el de Néstor Kirchner, Alberto Fernández. Este esperó hasta este lunes para responder en  el 57° Congreso Ordinario de Federación de Asociaciones Trabajadores de la Sanidad Argentina (FATSA).

Allí aseveró que “en mi gobierno no he ocultado los problemas de la Argentina, nunca me hice el distraído: ni frente a la pobreza, ni frente a la desigualdad, ni frente a la falta de trabajo. Soy peronista y cuando me entero de un problema le pongo el pecho”.

La frase parece estar dirigida a la senadora Kirchner, quien durante su segundo mandato como Presidenta dejó de medir la pobreza. Su entonces ministro de Economía, Axel Kicillof, defendió la decisión al asegurar que el indicador resultaba estigmatizante para esos sectores de bajos recursos.

Además durante la Presidencia de Cristina estuvo intervenido el Instituto Nacional de Estadísticas y Censo (INDEC). La propia ex mandataria reconoció que la inflación era mayor a la que se informaba oficialmente y convalidó números que difundía la oposición. En su alocución el máximo funcionarios de la Casa Rosada, repitió en dos ocasiones el concepto de que su gestión no miente, en un tiro por elevación a la jefa política del FdT.

“A los problemas no los oculto. Yo sé que la economía crece, sé que el trabajo aumenta, sé que la distribución está teniendo problemas por los índices de inflación que tenemos”, apuntó el Presidente y prometió: “tengo dos obsesiones: recuperar el trabajo, que sé que se está cumpliendo, y recuperar el salario”. El jefe de Estado consignó que durante la Presidencia de Mauricio Macri el salario real cayó 20 puntos y les pidió a los “poderosos” que “distribuyan la riqueza”. “Además de ganar ellos, tienen que ganar los que trabajan”.

“Yo les hablo con esta franqueza porque antes de Presidente soy un militante político y la política no es otra cosa que administrar la desigualdad”, y subrayó que “vamos a poner todo nuestro empeño para que la igualdad la recuperemos en la Argentina; voy a trabajar incansablemente para que cada vez haya más dinero en el bolsillo de los que trabajan”.

Juan Pablo Peralta, periodista acreditado permanente en Casa Rosada y el Parlamento nacional argentino para FM Concierto 105.5

Artículos Relacionados

Volver al botón superior