ActualidadCasa Rosada

Cumbre de las Américas: Fernández cuestionó frente a Biden los bloqueos a Cuba y Venezuela así como la no invitación a estos y Nicaragua

El presidente Alberto Fernández dio un fuerte discurso en la Cumbre de las Américas, donde criticó los bloqueos contra Cuba y Venezuela, y reclamó la salida de Luis Almagro de la secretaría General de la Organización de Estados Americanos. Además señaló que los países anfitriones no puedan imponer un derecho de admisión, como ejecutan los Estados Unidos frente a Venezuela, Cuba, y Nicaragua.

“El silencio de los ausentes nos interpela”, expresó el mandatario argentino ante su par de los Estados Unidos, Joe Biden, su vicepresidenta, Kamala Harris, y el resto de los mandatarios que participan del evento internacional.

En los ocho minutos que expuso, el jefe del Estado, habló como presidente pro tempore de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, y señaló que América Latina es la región más endeudada del mundo en desarrollo.

“Cuba soporta un bloqueo de más de seis décadas impuesto en los años de la Guerra Fría y Venezuela tolera otro, mientras que una pandemia que asola a la humanidad arrastra consigo millones de vidas. Con medidas de ese tipo se busca condicionar a gobiernos, pero en los hechos solo se lastima a los pueblos”, manifestó Fernández.

A su vez aseveró que: “Definitivamente hubiésemos querido otra Cumbre de las Américas. Para que esto no vuelva a suceder, quisiera dejar sentado para el futuro que el hecho de ser país anfitrión de la Cumbre no otorga la capacidad de imponer un derecho de admisión sobre los países miembros del continente”.

“Presidente Biden”, espetó Fernández observando al anfitrión: “Los años previos a su llegada al Gobierno estuvieron signados por una política inmensamente dañina para nuestra región desplegada por la administración que lo precedió. Es hora de que esas políticas cambien y los daños se reparen”, apuntó el titular del Poder Ejecutivo argentino en alusión al gobierno de Donald Trump, y agregó: fue “decisiva” la intervención del gobierno de Trump ante el Fondo Monetario Internacional “para facilitar un endeudamiento insostenible en favor de un gobierno argentino en decadencia” que se realizó “con el solo propósito de impedir lo que acabó siendo el triunfo electoral de nuestra fuerza política”. Para remarcar que “por tamaña indecencia sufre hoy todo el pueblo argentino”.

Asimismo, el Presidente Fernández apuntó sus cuestionamientos contra la cúpula de la Organización de Estados Americanos, a la que describió como “un gendarme que facilitó un golpe de estado en Bolivia” acusándola de apropiarse del Banco Interamericano de Desarrollo, que por estos días administra el estadounidense, Mauricio Claver-Carone, luego del intento de que fuera el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz, quien ocupara ese cargo.

“La OEA, si quiere ser respetada y volver a ser la plataforma política regional para la cual fue creada, debe ser reestructurada removiendo de inmediato a quienes la conducen. La banca de desarrollo regional, sin más demoras, tiene que volver en su gobernanza a América Latina y el Caribe. El BID requiere un proceso de capitalización para tener más y mejores medios de financiamiento”, pidió el jefe de la Casa Rosada.

Alberto Fernández, acompañado del presidente de la Cámara de diputados, Sergio Massa, su Canciller, Santiago Cafiero y el embajador de la Argentina en el país del norte, Jorge Argüello, se refirió a la invasión de Rusia sobre Ucrania, que, según puntualizó: “impacta de lleno” sobre la región. En esa línea declaró que es “urgente construir escenarios de negociación que le pongan fin a la catástrofe bélica”, y al mismo tiempo, destacó la oportunidad que se abrió para los países productores de alimentos, como la Argentina, convocando a sus pares para avanzar en una asociación estratégica común. “Les propongo dos grandes objetivos: organicemos continentalmente la producción de alimentos y proteínas y desarrollemos nuestro enorme potencial energético y de minerales críticos para la transición ecológica”. El momento para avanzar, aseguró Fernández, es hoy. “El hambre ataca”, advirtió.

El Presidente también abogó por la implementación de políticas impositivas progresivas, como el proyecto por la renta inesperada, al destacar que “la renta inesperada que la guerra entregó como un regalo a grandes corporaciones alimenticias, petroleras y armamentísticas debe ser gravada para mejorar la distribución del ingreso”.

Sobre el final el titular del Ejecutivo rioplatense espetó: “Presidente Biden, estoy aquí tratando de construir puentes y derribar muros”, e invitó al norteamericano a la próxima reunión plenaria de la CELAC.

Juan Pablo Peralta, periodista acreditado permanente en Casa Rosada y el Parlamento nacional argentino para FM Concierto 105.5

Artículos Relacionados

Volver al botón superior