Policiales

Entró a robar en una casa y se quedó atrapado mientras escapaba

Los vecinos del barrio El Zorzal en Pontevedra, partido bonaerense de Merlo, se encontraron con una escena insólita este miércoles al mediodía: un ladrón que intentaba escapar después de un robo quedó colgado de la reja de una casa de la zona.

El episodio ocurrió en Azurduy al 1.800, entre De la Amistad y Necochea, a cuatro cuadras de la ruta 21. El hombre, de 48 años, había quedado congelado, in fraganti, en plena huida de la vivienda en la que acababa de cometer el robo.

Antes del infructuoso intento de fuga, el ladrón se trenzó en una pelea con el dueño de la casa, que lo enfrentó al verse sorprendido por el intruso. El propietario, que trabaja como chapista, sufrió heridas leves de arma blanca en una pierna, según detalló la página Primer Plano Online.

Videos con el delincuente colgando en una posición incómoda se viralizaron en las redes sociales. Algunos usuarios compararon su pose con una postura de yoga, mientras que otros recordaron el juego Twister. “¿Se durmió?”, se escucha preguntar en uno de los registros que circularon.

En las imágenes se lo ve de pantalón corto y con la remera azul casi convertida en un top. Se sostiene con sus extremidades izquierdas apoyadas en el muro bajo de ladrillos. Con el brazo derecho intenta taparse la cara, para evitar que lo identifiquen. El pie derecho sigue atrapado en lo alto de la reja.

Finalmente, lo detuvo la Policía de Merlo. Interviene la Fiscalía N°1 de ese partido del oeste de la Provincia de Buenos Aires, que investiga el delito de tentativa de robo y lesiones. /Clarín

 

Mostrar Más

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver al botón superior