ActualidadCasa Rosada

Sin respaldo de Schiaretti, Uñac, Rodríguez Saá y Perotti, Fernández avanza con el juicio político a la Corte

El presidente Alberto Fernández convocó nuevamente a los gobernadores peronistas para recibir apoyo en su pedido de Juicio Político contra los ministros de la Corte Suprema de Justicia de la Nación. La reunión se dio en el el Salón Eva Perón del primer piso de Casa Rosada, donde el primero en llegar fue el chaqueño Jorge Milton Capitanich, uno de los que motorizó desde el principio la iniciativa. Para él y quienes están en favor de la medida  los jueces han incurrido “en la violación de la ley de Ética Pública y en el mal desempeño”.

El intento de recreación de lo que pasó cuando se hizo público el fallo de la CSJN -en favor del pago de los fondos coparticipables para la Ciudad Autónoma de Buenos Aires- tuvo algunas bajas. De las 14 provincias esta vez fueron 12 las que a través de sus representantes propiciaron el pedido. Los principales dardos del oficialismo van dirigidos al titular de la Corte, Horacio Rosatti, y también al resto de los integrantes: Juan Carlos Maqueda, Carlos Rosenkrantz y Ricardo Lorenzetti.

Los que prefirieron no estampar sus firmas fueron el santafecino, Omar Perotti, el sanjuanino, Sergio Uñac y el puntano Alberto Rodríguez Saá. Ya se había alejado de esa posibilidad y con varias críticas, el cordobés, Juan Schiaretti.  Si lo hicieron: Ricardo Quintela (La Rioja), Axel Kicillof (Buenos Aires), Gerardo Zamora (Santiago del Estero), Jorge Capitanich (Chaco) Gustavo Melella (Tierra del Fuego), Sergio Ziliotto (La Pampa), Osvaldo Jaldo (Tucumán), Gildo Insfrán (Formosa), Mariano Arcioni (Chubut), Alicia Kirchner (Santa Cruz), Gustavo Bordet (Entre Ríos) y Gildo Insfrán (Formosa). Los cuatro que se nombran al principio fueron quienes desde el inicio pidieron duras medidas contra el máximo tribunal de la Argentina.

En lugar de Alicia Kirchner estuvo en Balcarce 50: Eugenio Quiroga (vicegobernador de Santa Cruz) y Rubén Dusso (vice de Catamarca). El catamarqueño, Raúl Jalil, Alicia Kirchner (pese a que envió a su segundo) y el entrerriano Bordet -que se encuentra de vacaciones-  se conectaron mediante videoconferencia.

En el texto que se envió a la presidenta de la comisión de juicio político de la Cámara de Diputados, Carolina Gaillard, se cuestiona que es inadmisible la “degradación del sistema institucional de nuestro país, que pone en jaque el sistema republicano de división de poderes”. En esa línea se acusa al Poder Judicial de decidir “arbitrariamente invadir las esferas de las competencias exclusivas y excluyentes de los restantes poderes”.

El texto manifiesta que los miembros de la Corte Suprema han realizado arbitrarios ataques sobre las facultades constitucionales asignadas al Poder Ejecutivo Nacional y el Legislativo, algo que es causal de mal desempeño, previsto en el artículo 53 de la Constitución Nacional”.

Así expresó en los que se definió en el cónclave el mandatario chaqueño, Capitanich:

Por su parte, esto expresó el bonaerense, Axel Kicillof:

Y en este segmento, el propio mandatario de la Provincia de Buenos Aires, reconoce elípticamente que el oficialismo no tiene los votos para que se apruebe el avance contra los jueces supremos:

También estuvieron en el encuentro: el jefe de Gabinete, Juan Manzur; el secretario general de la Presidencia, Julio Vitobello, y el ministro del Interior, Eduardo “Wado” De Pedro.

Juan Pablo Peralta, periodista acreditado permanente en Casa Rosada y el Parlamento nacional para FM Concierto 105.5

Mostrar Más

Artículos Relacionados

Volver al botón superior