Política

Albarracín: “Este nuevo Código beneficiará a todos los tucumanos”.

La Honorable Legislatura de Tucumán sancionó, con el voto unánime de los parlamentarios, el dictamen en mayoría de la Comisión de Legislación General que establece el Nuevo Código Procesal Civil y Comercial de la Provincia de Tucumán, que estará vigente a partir del mes de octubre del corriente año.

En este sentido, el Legislador Raúl Albarracín sostuvo que fue un momento decisivo y significativo, porque tras más de 30 años de vigencia, hoy un nuevo Código se aprobó. “Las provincias deben tener normas procesales, este nuevo código es una herramienta fundamental para los operadores jurídicos y beneficiará todos los tucumanos, ya que garantiza una tutela judicial efectiva, término jurídico que se traduce en la posibilidad que tienen los ciudadanos de acceder a la justicia y que esta tome una decisión justa en tiempo razonable”, señaló.

“Esta nueva Ley se desprende también como la respuesta a la necesidad de adecuarnos a los paradigmas establecidos en el nivel Código de fondo que rige desde el 1 de agosto de 2015. De los excesivos formalismos exigidos actualmente, se da paso a la flexibilidad y dinamismo incorporados en el nuevo articulado”, explucó.

Señaló que “ahora el juez tendrá un rol más activo, habrá inmediación entre el juez y las partes. Esto me parece totalmente conducente para lograr el objetivo de generar confianza en la ciudadanía con la justicia”.

“La pandemia obligó a los operadores judiciales a aplicar súbitamente las tecnologías de información y comunicación, lo que hace esta norma es brindarle sustento normativo a dicha aplicación, y acarrea inevitablemente la modernización del sistema de justicia tal cual lo conocemos”, sostuvo. Y agregó que como en todos los campos de la vida, la tecnología será un pilar que constantemente deberá contener el proceso, “y para ello estar a la altura de esta circunstancia es una necesidad”.

Destacó dos aspectos fundamentales de este nuevo Código, por un lado que se trata de un código genuinamente local, producto de la integración plural de su comisión redactora, Código con absoluta personalidad, con un sello indiscutiblemente comarcano. “Y por otro lado, pone de manifiesto que se trata de un código de consensos, fruto de la cooperación entre los distintos poderes, instituciones intermedias, académicos y destacados juristas tucumanos”, finalizó.

Artículos Relacionados

Volver al botón superior