ActualidadCasa Rosada

Alberto Fernández trató de “ladrones de guante blanco” a Mauricio Macri y a sus funcionarios

El presidente Alberto Fernández apunto nuevamente contra su antecesor, Mauricio Macri y los “ladrones de guantes blancos” que integraron su Gobierno, a los cuales acusó de intentar hacer negociados con los contratos de PPP (Contratos de Participación Público-Privada) y con las obras en la represa binacional Yacyretá, por lo que reclamó al Poder Judicial que los llame para dar explicaciones, sobre los que sospecha ilícitos .

El mandatario habló de manera vehemente, y se mostró enojado cuando encabezó, junto al ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, el acto de inicio de las obras de la Variante Cañuelas, que forma parte del proyecto de transformación en autopista de la Ruta Nacional 3, entre Cañuelas y Azul en la Provincia de Buenos Aires, y que demandará una inversión de alrededor de 5.628 millones de pesos. También estuvieron con él, Axel Kicillof (gobernador bonaerense) y el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, quienes a su vez manifestaron diatribas y cuestionamientos hacia la administración nacional que condujeron el PRO, la Unión Cívica Radical y la Coalición Cívica, bajo el sello de la alianza Cambiemos.

En ese contexto, el jefe de Estado insistió con que el 70% de las obras públicas estaban paralizadas cuando el macrismo dejó el poder. “Así cualquiera logra déficit cero. Dejando de hacer lo que el Estado debe hacer, cualquiera logra déficit cero. Hoy en día hay casi 5.000 obras pública en ejecución a lo largo y a lo ancho de la Argentina”, aseguró Fernández, y agregó, que los proyectos de Participación Público Privados (PPP) que impulsó el macrismo fueron “una mezcla de negocio financiero con negocio de construcción de rutas”. “Eran 70 obras en seis corredores. Y era un enorme problema porque alguien había firmado contratos leoninos en perjuicio del Estado”.

Fernández aseveró que él no vino a gobernar para que alguien se llene los bolsillos en soledad sino para que a la Argentina le vaya mejor. “Cuando escucho decir ‘che, que el Gobierno se ponga las pilas’, respondo ‘tenemos las pilas puestas y nos paramos frente a los poderosos todas las veces que hizo falta’”, en un claro mensaje interno al kirchnerismo en el Frente de Todos, que le reprocha su moderación con quienes representan vigorosos intereses concentrados.

En esa línea, celebró que Katopodis haya logrado tirar para atrás los contratos con las empresas que habían licitado las PPP y sin que eso le costara “un solo peso” al Estado. “Aquello que no es rentable el mercado no lo resuelve. Por eso, los que confiaron en el mercado nos dejaron sin universidades, sin escuelas, sin salud y sin caminos”, expresó el titular del Poder Ejecutivo.

Aunque no los nombró en forma directa, el Presidente habló del gobierno de Mauricio Macri, de sus funcionarios, y de los actuales dirigentes de Juntos por el Cambio que se están muestran como una nueva propuesta de poder para conducir los destinos de la Argentina entre 2023 y 2027.

“Decían que los pobres no llegan a las universidades. Solo piensan que la Argentina puede progresar quitándoles derechos a los argentinos. Creen que los únicos que deben tener derechos son ellos”, espetó Fernández. A su entender, a los peronistas no les da vergüenza decir que el Estado tiene que hacer obras públicas. “Y lo hacemos con enorme tranquilidad de conciencia. Porque no le damos ninguna ventaja a nadie, no trabajamos para que alguien haga un negocio y solo trabajamos para que la gente viva mejor”, recalcó.

El jefe de la Casa Rosada subrayó que el gobierno de Macri y la gestión paraguaya de entonces, que estaba liderada por Mario Cartés, licitaron las obras de Aña Cuá en Yacyretá con un precio final de 650 millones de dólares. E indicó que él y su par actual, Mario Abdo Benítez, volvieron a licitar y consiguieron un precio de 310 millones de dólares. Entonces se preguntó: “¿Quién se estaba robando más de 300 millones de dólares? Es el mismo robo que había con las PPP. Porque cuando de las obras de las PPP se hizo cargo el estado, bajaron un 70% los precios”, y añadió: “Yo digo estas cosas porque esos ladrones de guante blanco andan dando cátedra de moral y de ética por los medios. Estoy esperando que alguna vez la Justicia llame a esos ladrones de guante blanco a rendir cuentas de lo que han hecho”.

“Estoy esperando que alguna vez un juez llame a esos ladrones de guantes blancos y les pida explicaciones por la deuda que tomaron en nombre de la Argentina. Estoy esperando que llamen a esos ladrones de guantes blancos para que expliquen los parques eólicos, las estafa al Correo (Argentino), la estafa con los peajes. Estoy esperando que alguna vez la Justicia se dignifique a sí misma y llame a los ladrones de guantes blancos, a los poderosos, a rendir cuentas”, remarcó Fernández.

A la vez destacó que es hora de “hablar las cosas con claridad”, porque se hace un enorme esfuerzo para que se hagan las obras. “Ya entregamos 45.000 viviendas que hicimos. Entregamos 50.000 créditos para que quienes tengan un lote construyan sus viviendas. Y en este momento se están construyendo 120 mil viviendas más”, garantizó Fernández y apuntó que: “Es hora de una vez por todas nos cansemos de escuchar tantas mentiras en los medios, nos cansemos de escuchar las diatribas de estos sinvergüenzas que llevaron al país a las ruinas y les digamos a los argentinos, hemos vivido el momento más dramático que la humanidad recuerda”, declaró sobre el final, cuando reflexionó que la pandemia afectó a todos anímicamente. Y lamentó que “muchos sinvergüenzas siembren desánimo”, lo cual es “muy fácil” porque lo difícil es “sembrar esperanzas”. “Y como diría Fito (Páez), acá estamos nosotros, vinimos a ofrecer nuestro corazón para que la Argentina se ponga de pie”.

Juan Pablo Peralta, periodista acreditado permanente en Casa Rosada y el Parlamento nacional argentino para FM Concierto 105.5

Artículos Relacionados

Volver al botón superior