ActualidadCasa Rosada

De Pedro será el jefe de campaña de Massa que fue a buscar la postal con los gobernadores

El ministro de Economía y precandidato presidencial, Sergio Massa, continúa con su derrotero de escenificaciones de unidad en el peronismo. Una unidad que es meramente coyuntural y que, todos saben -especialmente los protagonistas- es muy volátil, y nada más que hasta el 13 de agosto, cuando se lleven a cabo las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias.

Después de postales con Cristina Kirchner, Daniel Scioli, el Gabinete Nacional y Alberto Fernández, entre otros, el hombre de Tigre fue a buscar la foto con 13 gobernadores oficialistas en el Consejo Federal de Inversiones, donde los mandatarios provinciales dieron su apoyo a la fórmula de Unión por la Patria.

Ese plató también fue aprovechado para presentar en sociedad al candidato fallido del kirchnerismo, Eduardo de  Pedro, como jefe de campaña del binomio que integran Massa y Agustín Rossi. Desde que se supo que el jefe de Hacienda sería quien jugaría por el sillón de Rivadavia, el «albertismo» no paró de decir en Casa Rosada que quien tendría el lugar que ahora detenta «Wado» sería Juan Manuel Olmos, el vicejefe de Gabinete que es publicitado -por propios y extraños- como el gran armador de las listas finales en el Justicialismo. Ergo: Fue elegido como responsable de cualquier mal paso que puedan reflejar las urnas.

Los caciques provinciales comprometieron su respaldo electoral en sus territorios. A su vez, en bambalinas se supo que los caudillos peronistas intentarán que la boleta de Juan Grabois y Paula Abal Medina (la otra pareja que competirá por UP en la interna) se vuelva invisible en sus comarcas, varias de ellas de tinte feudal.

Las usinas gubernamentales informaron que terminado el encuentro hablarían en conferencia de prensa, Massa y Wado de Pedro. Sin embargo, a la hora de la verdad, lo hicieron Axel Kicillof (Provincia de Buenos Aires), Sergio Ziliotto (La Pampa), Gustavo Melella (Tierra del Fuego) y Juan Manzur (Tucumán).

Los gobernadores que oficiaron de voceros reiteraron que brindan su apoyo a la denominada «formula de consenso» para que no vuelva la derecha, evitando hablar de los números tan negativos como los del macrismo en su propia administración. Asimismo, señalaron que los une el hecho de proteger a los más vulnerables.

Se habló de federalismo, de potenciar la senda de la producción y el desarrollo y de aprovechar los recursos naturales que tiene la Argentina. En el aire quedó la sensación de que en Balcarce 50 hubiera una administración de otro signo político, ya que la pregunta pendiente es por qué todo lo que se proyecta hacer, no se hizo en estos más de tres años y medio de gobierno, o se hace en los cinco que queda de mandato.

Sumado a los nombrados, en el cónclave participaron el ex responsable de agricultura Julián Domínguez, el gobernador de Formosa Gildo Insfrán, Gustavo Bordet (Entre Ríos), Osvaldo Jaldo (Tucumán), Ricardo Quintela (La Rioja), Oscar Herrera Ahuad (Misiones), Mariano Arcioni (Chubut), Alicia Kirchner (Santa Cruz) y los vicegobernadores Analía Rach Quiroga (Chaco), Antonio Marocco (Salta). No estuvo el chaqueño Jorge Capitanich -complicado por el posible femicidio de  Cecilia Strzyzowski que lo compromete en sus pagos- y el derrotado Sergio Uñac, que no se recupera del triunfo que obtuvo Juntos por el Cambio en San Juan el domingo pasado.

Juan Pablo Peralta, periodista acreditado permanente en Casa Rosada y el Parlamento de la República Argentina para FM Concierto 105.5

Mostrar Más

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver al botón superior