Actualidad

Detuvieron al ex funcionario que le tiró un botellazo al Presidente: quería pedir perdón por Crónica TV

Vestido con la misma ropa que llevaba el domingo y con un profundo corte en la frente, este martes fue detenido Gastón Ariel Mercanzini (51), el militante kirchnerista que le arrojó un botellazo a Javier Milei en su primera recorrida como presidente. Fue identificado por agentes de la Policía de la Ciudad en la puerta del canal Crónica, en San Telmo. Había ido hasta allí porque quería salir al aire y pedir perdón.

La detención se concretó en Azopardo y Garay esta mañana, pasadas las 10. “Mercanzini se acercó al canal y al tomar conocimiento la policía que estaba en la zona lo detuvo al instante”, confirmaron desde la fuerza de Seguridad porteña en un comunicado.

“No quise lastimar a nadie”, dijo brevemente cuando era llevado a un patrullero para su traslado. En medio del operativo, sacó la cabeza y dijo: “Lo siento mucho, estaba borracho”. El detenido fue trasladado por la Policía Federal a la sede de la calle Moreno al 1500 y fue puesto a disposición de la Justicia.

Mercanzini estaba con la misma camisa con la que se lo vio en los videos del ataque contra la comitiva presidencial. Tenía un corte profundo en la frente, con varios puntos de sutura. No trascendió en qué situación se produjo la herida, que fue previa a su detención, aunque es un corte reciente ya que en los videos que circularon tras el ataque del domingo se puede distinguir que no lo tenía.

El acusado llegó a decirle a la producción del canal de noticias que su intención era pedir “perdón” por lo que había hecho y que ese día estaba alcoholizado, en sintonía con lo que luego llegó a decir durante su traslado.

El arresto también fue confirmado por el ministro de Seguridad porteño, Waldo Wolff, quien en su cuenta de la red social X señaló: “Agresor detenido. La Policía de la Ciudad acaba de detener al presunto agresor del Presidente @JMilei. Ya está a disposición de la Justicia. Es con orden”.

En el mismo sentido, se pronunció la ministra de Seguridad Nacional, Patricia Bullrich, quien horas antes había cuestionado que la Ciudad hubiera difundido la identidad del acusado. “El que las hace, las paga: Mercazini preso. Justicia, Nación y Ciudad, juntos contra los delincuentes que creen que siguen viviendo en el país de la impunidad. Lo dijimos: el que las hace, las paga”, posteó en su cuenta de la red social X.

Mercanzini había sido identificado en los videos de seguridad como el hombre que le arrojó una botella a Javier Milei el domingo, cuando hacía su primer viaje como presidente desde el Congreso hacia la Casa Rosada.

El proyectil pasó cerca de la cabeza del mandatario y golpeó a uno de los custodios de la comitiva oficial, el subcomisario de la Policía Federal Argentina (PFA) Guillermo Armentano, que resultó herido.

Es el acusado de la agresión contra el presidente mientras iba del Congreso a Casa Rosada.

Tras el ataque, Mercanzini fue increpado por militantes libertarios y tuvo un cruce con algunos de ellos. En ese momento, la Policía los despertó y demoró al agresor. “Como no poseía elementos constitutivos de delito entre sus pertenencias y ninguno de los presentes realizó denuncia alguna, se realizó consulta en el sistema de antecedentes y, al no registrar impedimento legal vigente, se retiró del lugar”, detalló la fuerza de Seguridad porteña en un comunicado difundido el lunes.

Luego, en el análisis de las cámaras de seguridad y los videos que se viralizaron, fue identificado como quien arrojó la botella y el juez Ariel Lijo ordenó su detención. Tras permanecer 24 horas prófugo, hoy fue apresado en la puerta de Crónica.

Mostrar Más

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver al botón superior