ActualidadCasa Rosada

El Gobierno minimiza los saqueos y se genera una interna en el oficialismo por las acusaciones de Cerruti a Milei

En el contexto de una situación económica que cada vez se complica más en un contexto social que recuerda a la crisis del 2001, se produce una serie de saqueos, que el Gobierno nacional denomina «hechos delictivos», y que se producen en comercios de Mendoza, Córdoba, Neuquén, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y la provincia homónima.

El ministro de Seguridad de la Nación, Aníbal Fernández, aseguró que son hechos protagonizados por grupos que buscan “incentivar” conflictos, mientras que el candidato presidencial de La Libertad Avanza, Javier Milei, señaló que se trata de otra “cara de la misma moneda” de “este modelo empobrecedor”.

Para los funcionarios de Casa Rosada, con poca actividad desde la derrota del oficialismo en las primarias, los asaltos son iniciados a través de cadenas de WhatsApp. “Los que participan, en forma directa o indirecta, son personas que tuvieron problemas con la ley. Tienen antecedentes”, afirmaron.

Por otro lado, descartan que los hechos tengan que ver con los resultados de las elecciones del pasado domingo 13 de agosto. “No es una reacción social”, aseveraron y los denominaron “hechos delictivos aislados”. Más allá de las elucubraciones gubernamentales, que muchos consideran con poco asidero, ya que hay municipios bonaerenses que han negado la presencia de saqueadores, cuando en rigor de verdad hay causas iniciadas en el fuero judicial en las últimas horas, el clima se enturbia con el correr de las horas.

Por eso quienes difunden discursos oficiales a través de sus redes sociales explican que se está monitoreando la situación para evitar que se genere un efecto contagio en otras zonas, especialmente en horarios nocturnos.

«Las dos caras de la misma moneda. Es trágico volver a ver luego de 20 años las mismas imágenes de saqueos que veíamos en el 2001. Pobreza y saqueos son dos caras de la misma moneda. La Argentina no resiste más este modelo empobrecedor que se sostiene por la fuerza de quienes viven a costa del esfuerzo de los argentinos de bien”, fue el texto completo que escribió en su cuenta de Twitter el líder libertario que más votos obtuvo en los últimos comicios.

Milei cerró su mensaje diciendo que “una Argentina distinta no es imposible con los mismos de siempre” y a modo de firma escribió: “Viva la libertad, carajo”.

El actual titular de la cartera de Seguridad, Aníbal F. que en 2002, -luego de la debacle del año anterior en el marco del final de la administración de Fernando de la Rúa fue secretario de Gobierno de Eduardo Duhalde cuando se produjo el doble crimen de Maximiliano Kosteki y Darío Santillán en una movilización- manifestó que “alguien lo está incentivando, buscando alguna alternativa que nada tiene que ver con un saqueo, que es una vocación de generar un conflicto”.

“Nosotros desde la semana pasada tenemos detectado algún intento de armar a través de WhatsApp hechos de alguna característica y los hemos seguido en algunas provincias”, replicó, y agregó que “son actos delictivos para traer más confusión y generar conflicto; no hay otra cosa; no han sido saqueos, buscan provocar una acción para llamar la atención”.

Otro que habló fue el jefe de Gabinete y candidato a vicepresidente del peronismo, Agustín Rossi, quien remarcó: “Estuvimos al tanto el mismo viernes, pasó primero en Mendoza y luego en Río Cuarto, y anoche en la Villa 1.11.14 en la CABA”.

“En todos los casos se está trabajando desde el Ministerio de Seguridad de la Nación y provinciales. Hay detenidos por la autoridad policial y judicial, y muchos de los organizadores son ciudadanos que tenían antecedentes. No vemos en eso una reacción social sino hechos que merecen todo el peso de la ley”, declaró el funcionario.

Al conocerse el tuit de Javier Milei, la portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti, responsabilizó al dirigente opositor por lo ocurrido y aseguró que “las imágenes que están circulando en las redes son falsas, publicadas en cuentas que claramente son seguidores o empleados” del economista liberal, articuló mediante sus redes personales.

“No hay tales saqueos: hay rumores y agitación a través de grupos de WhatsApp porque son profundamente antidemocráticos y quieren desestabilizar. Durante todo el fin de semana en varias provincias y hoy mismo en la ciudad de Buenos Aires trataron de generar miedo e incertidumbre entre comerciantes y vecinos. Corriendo entre los locales, mandando mensajes por grupos y en algunos casos cometiendo claramente delitos”, exclamó.

En esa línea, la vocera de Alberto Fernández, que no aparece públicamente hace semanas, consideró que cuando Milei publica el mensaje en su cuenta de TW, “sale a cerrar la operación dejando todo claro” y demostrando, a su entender, que “estas cuentas que están agitando desde el viernes son de sus seguidores”.

“La democracia es un bien de todos y todas, y vamos a defenderla contra estos autoritarios y violentos. No importa el signo político: los gobernadores en todas las provincias han advertido que son acciones políticas y criminales instigadas desde este sector. Las fuerzas de seguridad nacional y provinciales están garantizando el orden y la tranquilidad, y van a seguir haciéndolo”, puntualizó.

Cerruti advirtió que “si hay delincuentes, irán presos” y que “si hay desestabilizadores y golpistas, tendrán la respuesta de toda la sociedad que los repudia”.

Más tarde, el fundador La Libertar Avanza volvió a referirse al tema, al exclamar que “el liberalismo es el respeto irrestricto del proyecto de vida del prójimo, basado en el principio de no agresión y en defensa del derecho a la vida, a la libertad y a la propiedad. Si bien la situación es delicada, ello no avala la violencia. Si entendemos que una Argentina distinta es imposible con los mismos de siempre, gran parte de la solución está cerca”, proclamó.

Ya el viernes anterior la Policía de Mendoza detuvo a unas 19 personas por intentar cometer saqueos en los municipios de Las Heras y Rivadavia. Los involucrados formarían parte de una banda que organizaba este tipo de maniobras, según se comunicó oficialmente, añadiendo que los mensajes que fomentaban llevar adelante estos robos comenzaron a circular el jueves por la aplicación de mensajería WhatsApp, lo que obligó a las autoridades a permanecer bajo alerta desde la jornada del 17 de agosto. Asimismo, se difundió un video de un saqueo en uno de los supermercados de la zona, pero luego se supo que se trataba de imágenes viejas.

En paralelo, el personal de Delitos Tecnológicos de la Policía de Mendoza comenzó la investigación correspondiente para poder desarticular estos intentos de disturbios, por lo que llevó a cabo una serie de allanamientos.

Según se explicó, se pudo dar con uno de los sospechosos, identificado como Leonardo Brian Gil Arce, a quien se le secuestraron algunos teléfonos celulares. Este hombre era investigado por “instigación a la violencia”, puesto que fue señalado como el creador del grupo de mensajería donde se organizaban los robos de este tipo en distintos supermercados de Rivadavia.

Lo cierto es que el fenómeno se amplió en varios puntos del país y mantiene a municipios y provincias en estado de alerta, ya que muchos comercios cerraron y diversas actividades fueron suspendidas, tal el caso de teatros y restaurantes de zonas urbanas, con personal policial de guardia y bajo estrictas ordenes de evitar amplificar la violencia en caso de tener que reprimir alguna de estas circunstancias en medio de un proceso electoral que recién tendrá los comicios generales el 22 de octubre, y el posible balotaje, el 19 de noviembre.

Este miércoles, la mayoría de los funcionarios gubernamentales se despegaron de las acusaciones de la vocera presidencial, que además fue denunciada desde el espacio de Javier Milei por no tener pruebas respecto a sus acusaciones. Aníbal Fernández y su par de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires, Sergio Berni, dijeron que no tienen información sobre quienes son los responsables y que dejan el tema en mano de la Justicia. Hasta el propio gobernador bonaerense, Axel Kicillof, prefirió no caer en el discurso de Cerruti, quien además de por los intendentes y algunos gobernadores, fue duramente cuestionada por el equipo de campaña del ministro de Economía y candidato presidencial oficialista, Sergio Massa, quien se enfureció en Estados Unidos, donde lleva adelante negociaciones con el FMI -y otros organismos multilaterales de crédito- para conseguir dólares, que de todos modos irán a parar al saco roto del pago de acreencias.

Juan Pablo Peralta, periodista acreditado permanente en Casa Rosada y el Parlamento de la República Argentina para FM Concierto 105.5

Mostrar Más

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver al botón superior