Policiales

“Era inevitable”: la insólita aclaración del periodista que acusó de “botinera” a la denunciante de los jugadores de Vélez

“No aclare, que oscurece”, dice un dicho popular. Y en este caso, quizás hubiera sido sabio seguir el consejo. Es que en las últimas horas el periodista Fabián Domínguez, conductor del programa ‘Línea de 3’, quien hace unos días trató de “botinera” a la periodista que denunció por abuso sexual a cuatro jugadores de Vélez, volvió a la carga para intentar limpiar su imagen. Lo hizo en el ciclo conducido por Germán Valdez, ‘Tucumán Con Todo’, que se transmite por la señal de América Tucumán.

En poco más de seis minutos, se defendió como pudo pero terminó volviendo a cargar la responsabilidad de los hechos contra la víctima y también contra los productores del programa para el que trabaja.

“Todo lo que ha pasado me genera angustia, me genera dolor, es muy triste lo que ha pasado en el ambiente de la profesión. También reflexionando porque tengo dos hijas de la edad de la periodista a la que le pasó esto en Tucumán. A partir de ese sentimiento de angustia y enojo, reflexionando de mis hijas, en ese momento me largo con un pensamiento en mi face personal”, arrancó el periodista, victimizándose ante la oleada de críticas que generó su publicación cuando del caso todavía no se conocían mayores detalles.

Sin pedir disculpas, al menos no de la forma ortodoxa, Domínguez continúa su descargo aclarando que está a favor de que se realice una investigación judicial y que, de comprobarse los hechos denunciados, los jugadores deberían ir presos. Pero más importante, por lo menos para el conductor televisivo, es dejar en claro cuál es su pensamiento real de la situación, aquello que, según él, forma parte del origen del delito que hoy está en manos de la Justicia. “Quiero dejar bien claro que, desde el punto de vista legal, tiene que haber una investigación y si lo determina la Justicia lo tienen que ir presos los jugadores. Al margen de esto, que pido que se haga justicia, sí expresé un pensamiento en cuanto al trabajo periodístico y no es asociándolo a algo particular, evidentemente coincide con el caso de esta chica, que no conozco. Pero es un pensamiento que tengo desde siempre”, explicó. Y continuó: “En el ámbito en el que desarrollamos las tareas, en este caso el periodismo deportivo, en cierto modo considero que el trabajo periodístico serio, particularmente pienso que hay cosas que no podés hacer, o sea tenés que tener un orden, una disciplina”.

Fue entonces que el periodista reveló a Valdez lo que para él generó la situación denunciada. “Consecuencias”, como eligió nominar, a las acciones realizadas dentro de un ámbito laboral. “Para mí es muy triste que a partir de una situación de trabajo se produzca esta situación. Hay una serie de decisiones…”, declaró Domínguez antes de hacer una pausa y explicar qué es lo que enseña a sus propios hijos. “Hay consecuencias que son inevitables a las decisiones que tomen”, sentenció y agregó: “Dentro de un ámbito de trabajo, a mí me pareció mal”.

“Hablé en cuanto a lo que yo considero un periodismo serio, bajo una credencial, bajo una pulsera de prensa, en un ámbito de trabajo; ahí yo creo que hay que tener un comportamiento y una disciplina”, explicó el periodista sobre la actitud de la denunciante y cargó las tintas también contra sus productores jefes: “Hay cierta responsabilidad de los productores a la hora de, más o menos, orientar el trabajo que mandás a hacer a un chico en el ámbito del periodismo”.

A continuación, quiso explicar por qué usó el término “botineras” para referirse a la situación vivida por la denunciante. “Vamos a ser sinceros, es normal y me parece bien que a las chicas les atraigan los jugadores: son pintudos, atléticos, aeróbicos y de buena posición económica; es un atractivo para las jovencitas, creo yo. Entonces, en la jerga se dice botineras a las mujeres que les gustan los jugadores y es normal, la atracción está”, explicó y volvió a insistir con el comportamiento de los y las periodistas en el ámbito laboral: las formas dentro del trabajo es lo que yo critiqué; capaz que estuvo equivocado el término botinera, pero en definitiva no sé si es un término agraviante porque son chicas que le presumen a los jugadores y es normal, no me va a presumir a mí que tengo 80 años y no tengo un mango, ni físico ni nada”.

Para culminar, Fabián Domínguez aseguró que “botinera” no le parece un insulto o término peyorativo, a menos que se le dé esa intencionalidad. “No es un termino despectivo, a menos que se lo use de forma despectiva”, reflexionó. /eltucumano

 

 

 

Mostrar Más

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver al botón superior