ActualidadCasa Rosada

Fernández intentó defender sus 1000 días de gestión que sigue con números negativos

Después de ser declarado Huésped de Honor de la provincia de Santiago del Estero, donde encabezó una entrega de viviendas, el presidente Alberto Fernández hizo alusión a los primeros 1000 días de su administración, de los cuales señaló que fueron “muy traumáticos”. De esa manera hizo un repaso por la pandemia, los problemas con las negociaciones por la deuda externa y la guerra entre Rusia y Ucrania. El mandatario remarcó que se necesitó “no ser débil de carácter y “tener coraje” para afrontar esta etapa al frente de la Casa Rosada. A la vez elogió al gobernador Gerardo Zamora, quien junto a él en el acto donde hizo hincapié en la necesidad de unir esfuerzos con las demás fuerzas políticas, con las que hasta ahora no ha habido ningún acuerdo concreto para entablar un diálogo en medio de la crisis económica, política y social que vive el país.

Fernández, cargó nuevamente contra la gestión de Cambiemos, que encabezó Mauricio Macri, cuando subrayó que se trataron de “cuatro años perdidos y desperdiciados”. Habló de una “pandemia impiadosa que se llevó millones de vidas en el mundo” y de una generación como “sobreviviente de un tiempo de horror y de mucha incertidumbre”, y agregó: “fuimos muy atacados” con respecto al proceso de vacunación, y acotó no querer “ni recordarlo”, destacando la inmunización que se ejecutó en la Argentina.

El Presidente se refirió a un cartel que había entre el público, que decía “basta de odio”, y remarcó: “y está bien que lo diga”. Las críticas sobre el macrismo fueron varias, por ejemplo en el caso de la obra pública que fue  empezada por su actual vicepresidenta, expresó, “y se dejó abandonada con cuantiosas deudas con las empresas, 10 mil casas paradas y abandonadas solo porque las había empezado Cristina”.

Según datos que aportó, el jefe de Estado aseguró que “hoy tenemos 430 mil trabajadores registrados en la UOCRA (Unión Obrera de la Construcción Argentina). Cuando llegamos ese número era de 200 mil, y todo esto se dio por el aumento de la obra pública”, afirmó Fernández adelantando que el mes próximo entregará la vivienda 60.000 en la provincia de San Juan.

También se manifestó con respecto a los aumentos de precios, algo que preocupa y complica a todos los argentinos. El Gobierno no logra bajar el Índice de Precios al Consumidor, que se mantiene en niveles  considerable pese al cambio de equipo económico, por tercera vez. “Tenemos que darle una pelea clara a la inflación, que cuesta mucho combatir. En gran parte es derivada del contexto mundial, pero tenemos que dar la pelea para que los salarios alcancen y nosotros no vamos a ceder en esa lucha”, enfatizó Fernández.

El mandatario ponderó su postura durante estos 1000 días. “Todos los que gobernamos en este tiempo, lo único que no teníamos era que ser débiles de carácter”, aseveró y apuntó: “Había que tener fuerza para enfrentarse a los acreedores siendo un país quebrado; para enfrentar la pandemia cuando habían terminado con el Ministerio de Salud, vaciado los hospitales, abandonado al personal sanitario; cuando empezó la guerra para reclamar que los misiles no se convirtieran en hambre para el sur. Coraje para ir a la Cumbre de las Américas y decir en Los Ángeles lo que padece América Latina”.

A su vez declaró que “ese coraje que tuvimos, lo tuvimos cada uno de los que nos tocó gobernar este tiempo. Y con ese coraje vamos a hacer lo que haga falta para que la Argentina se ponga de pie. ¿Cuándo? Cuando todos los argentinos y las argentinas sean felices, vivan en un lugar donde puedan vivir sus vidas y sientan que el desarrollo también les toca a ellos”.

Juan Pablo Peralta, periodista acreditado permanente en Casa Rosada y el Parlamento nacional argentino para FM Concierto 105.5

Artículos Relacionados

Volver al botón superior