Actualidad

Una mujer denunció que era empleada legislativa sin saberlo y cobraron 5 años de sueldo en su nombre

Una mujer declaró que es una “ñoqui involuntaria” de la política bonaerense. La señora afirmó que usurparon su identidad entre 2014 y 2018 para designarla como empleada del Senado bonaerense durante cinco años, en los que cobraron sus sueldo con una tarjeta de débito, sin que ella lo supiera. Y afirmó que cuando le pidieron sus datos estaba presente la exsenadora bonaerense Elida Villa, de Los Toldos, y un empleado al que identificó como Ricardo Capa.

La señora se presentó ante la ONG Poder Ciudadano luego de que su presidente, Hugo Wortman, se presentará en un programa televisivo de La Nación + y contara que estaba abierto a recibir denuncias. 
 
El juez de La Plata Guillermo Atencio acaba de considerar a Poder Ciudadano como querellante en la causa en que investiga una maniobra similar a la denunciada por Miriam, pero en la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires.


En esa causa, ahora anulada, fue detenido en un principio Julio Rigau, un puntero del PJ y empleado de la Cámara de Diputados provincial, cuando sacaba plata de un cajero automático con 49 tarjetas de empleados de la Legislatura. Alguno de ellos dijo que le entregaron voluntariamente el plástico y que donaban parte de su sueldo a un comedor de Rigau, pero hubo otro que denunció que era un “ñoqui involuntario” como Miriam.

La señora contó a un abogado de Poder Ciudadano su historia, que fue puesta al aire por Radio Mitre. 
 
Dijo que sus penurias comenzaron cuando la desalojaron de un puesto de venta ambulante de la plaza de Berisso. Fue a pedir ayuda en la municipalidad y no le dieron niguna respuesta. Así estuvo reclamando hasta que un señor la llamó a su casa y le dijo que fuera a la Legislatura, que en la Cámara de Diputados bonaerense la iba a recibir Capa. “Me llaman y me dice que vaya a Legislatura ahí en calle 7 y que hable con el señor Ricardo Capa este que es el que me dicen que yo vaya a ver por el tema del trabajo, me llamaron al teléfono fijo”, relató.

“Me dijo, que tal señora la llamamos de la Legislatura,¿se podría acercar? Recuerdo al hombre y como siempre digo, no me voy a olvidar por la marca de las zapatillas Kappa. Voy, entró a la Legislatura y llegó ahí el señor Ricardo Capa. Le dije ¿qué tal? buenos días, usted me estaba esperando. Sí, me dice y me hizo pasar. ´Un gusto señora´, dice ella, que es la senadora Elda Villa de Los Toldos “, contó la mujer.

Capa le dijo que del lugar donde venía la senadora “tienen mucha consideración con toda la gente”. Dijo que a los únicos que vio fue a Capa y a la senadora. “El día que voy a retirar esta tarjeta salgo del banco y lo veo al hombre que estaba haciendo la fila para el cajero, este Capa estaba haciendo la fila para el cajero. Esa fue la última vez que yo lo vi. Dije viejo, sinvergüenza”, relató la mujer.

Tiempo después fue a hacer un trámite en la ANSES y allí consultó sus aportes, de donde surge que tenía aportes previsionales realizados por la Cámara de Senadores bonaerense por 6 años, entre 2014 y 2020. Y alguien había cobrado el sueldo en su nombre. La mujer empezó a hacer averiguaciones, habló con gente en la municipalidad, pero nadie le dio una respuesta. Hasta que un día estaba en la cocina haciendo bifes cuando aparece un señor conocido en la puerta de su casa.

“Me dice, este viene a hablar con vos por el tema del Senado. Cuando me dijo así yo me doy vuelta y lo miro al hombre”, recordó la mujer, que le dijo su marido. “Me quise morir porque en ese momento que se me vino las palabras de mi hija, ´mami, no hagas nada porque esto es una mafia´ y usted cómo sabe el problema del Senado, cómo sabe quién soy yo. ¿Por qué no vino antes?”, le dijo la señora.

La mujer le dijo a su interlocutor: “Ustedes están usando mi nombre y están robando mi nombre desde el año 2014. Me dijo que vino para que yo ponga el número, que lo había mandado un amigo, para que yo ponga el número para no decir nada de este problema. ¿Qué número quiere que le ponga? Porque conmigo no va a resolver nada”, le contestó y sacó carpiendo al hombre que quería comprar su silencio.

La mujer abundó: “Ahí arranca la investigación mía, entonces la chica del ANSES me dice que no son aportes de la AFJP sino que son los aportes actuales”. Y la señora se mostró extrañada. La empleada le señaló que eran aportes entre 2014 y 2018. “Yo me quedé mirándola. Si yo no estoy trabajando, de dónde eran los aportes, entonces ella me dice ´de la Honorable Cámara de Senadores´. ¡Pero si no me conocen ni los perros, yo nunca trabajé ahí”, exclamó.
 

Denuncia

Con esta información, Miriam presentará una denuncia penal, con lo que se abrirá una nueva causa judicial para investigar una maniobra similar a la de Rigau. Mientras tanto, la justicia frenó la investigación, ya que la causa fue anulada. Ahora Poder Ciudadano y el fiscal de Cámara Héctor Vogliolo apelará la decisión de los jueces Alejandro Villordo y Juan Alberto Benavides que entendieron que la policía violó la intimidad de Rigau cuando lo detuvo y revisó sin que medie una conducta sospechosa como para requisarlo.

La decisión judicial, calificada como una aberración por buena parte del mundo judicial, ahora busca ser revocada, mientras la Suprema Corte de la provincia de Buenos Aires analiza las conductas de estos dos jueces. Por ahora son objeto de una investigación disciplinaria, pero además fueron denunciados para que se les realice un juicio político. /La Nación

Mostrar Más

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver al botón superior