Locales

Investigan si fue el dengue la causa de muerte de un joven enfermero del 107

El Ministerio de Salud está analizando una posible segunda muerte provocada por dengue, la patología que transmite el Aedes aegypti. En caso de que se confirme, será la segunda víctima del mal en Tucumán y en el país.

El fallecido es Leandro Ibarra, un hombre de 34 años que sufría de obesidad. Según sus allegados, el contagio habría sucedido hace días, cuando organizaron una reunión entre amigos en su casa, ubicada en San Miguel, en el barrio Lola Mora.
Pero no fue el único afectado ese día. “En la juntada se contagiaron de dengue casi todos. Estuvieron con fiebre y vómitos; desgraciadamente el más grave resultó ser él”, aseguró uno de sus amigos, Ezequiel Navarro.

 

Luego del contagio el hombre comenzó a sufrir de los síntomas del virus; fiebre, malestar y en su casos dificultad para respirar. El dengue agravó dolencias previas, como su hígado graso.
Tras unos días con ese cuadro, llegó un momento en el que ya no soportaba más el dolor. Fue internado en el Hospital Padilla, donde desarrolló una afección ocasionada por el exceso de líquido en los pulmones, el edema pulmonar. En un lapso de días falleció.

 

Leandro era muy querido y reconocido, en su familia, en su ambiente laboral y en la comunidad de videojuegos de la que formaba parte. Llevaba una vida normal, trabajaba en la dirección de emergencias del Sistema Provincial de Salud (Siprosa), era considerado por sus amigos y por su familia.
Sin embargo, sus problemas de hígado eran parte de su día a día, y según sus amigos, tras haber contraído el virus, todo para él empeoró en forma rápida. “Tres días después de que le picara ese bicho, murió, eso lo agravó todo. Estamos muy shockeados”, contó conmocionado Ezequiel Coronel, otro de sus amigos.


La muerte causada o agravada por el dengue todavía no fue constatada por el titular del Ministerio de Salud de Tucumán, Luis Medina Ruiz.
 “Los trascendidos que hay no están confirmados; Ibarra no tiene laboratorio confirmatorio aún. Si se confirma, comunicamos a la familia y luego oficialmente, y si no se confirma, igual”, explicó.

Los decesos están siendo investigados y según informaron, se espera que en el lapso de dos semanas ocurra un pico de contagios en la provincia.

La situación no es alentadora para los tucumanos, ya que se registraron un total de 4.500 casos en la temporada, y que se podría agravar por las lluvias que se produjeron en estas horas, ya que el agua que queda acumulada en las casas es la que funciona de criadero para el mosquito que transmite el dengue.

En el mercado farmacéutico confirman que hay escaso stock de repelentes y todavía pueden conseguirse algunos en supermercados y almacenes.

El último Boletín Epidemiológico Nacional también alertó por un crecimiento del 700% de los casos sospechosos en el último año.

Mostrar Más

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver al botón superior