ActualidadCasa Rosada

La participación de un asesor de Fernández en el “escándalo de los chats” lo obligaron a salir en cadena a denunciar el hecho

Alberto Fernández hizo uso de una Cadena Nacional para anunciar que instruyó a la cartera de Justicia de la Nación para que se presente ante el Ministerio Público Fiscal a fin de que se investigue penalmente un viaje que realizaron jueces, fiscales, funcionarios y empresarios de medios a Lago Escondido, en Bariloche, a mediados en octubre de este año, para ser más precisos a la estancia del millonario británico, Joe Lewis. Según expresó el Mandatario, los involucrados habrían cometido diversos delitos, entre ellos “percepción de dádivas” y también “incumplimiento de deberes de funcionario público”.

La novedad sobre la incursión al sur del país fue revelada semanas atrás por u diario oficialista que va en línea con la vicepresidenta Cristina Kirchner. El fin de semana pasado, el cónclave tomó mayor difusión a partir de la filtración de chats de la aplicación rusa, Telegram, donde se lee y escucha a los involucrados coordinando una versión conjunta, en caso de que tome estado público el vuelo a Bariloche. Allí hablan de falsificar facturas de servicios turísticos para justificar su presencia en la provincia de Río Negro, a la vez que aluden a una presunta “buena predisposición” de una fiscal federal local para cerrar un expediente que se había abierto para investigar los motivos del encuentro en la Patagonia argentina.

La filtración provendría de un hackeo al móvil del ministro de Seguridad de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Marcelo D’Alessandro, quien en la mañana de este lunes negó la veracidad de los diálogos y adelantó que también irá a la Justicia. El funcionario es uno de los que fue mencionado como parte de la comitiva que viajó a Lago Escondido. Otro de los involucrados es el juez en lo Penal Económico Pablo Yadarola, que también presentó una denuncia. El resto de los integrantes son jueces, como Julián Ercolini, Pablo Cayssials, Pablo Yadarola y Carlos Mahiques, fiscales, y además un empresario del multimedios Clarín.
“Algunos días atrás, un diario de alcance nacional dio a conocer detalles de un viaje que habría realizado un grupo de jueces, fiscales, ex funcionarios públicos y ex agentes de la Agencia Federal de Inteligencia, en un avión privado, hasta Lago Escondido. Allí, habrían pasado un fin de semana alojados en la mansión perteneciente a Joe Lewis, un empresario británico poseedor de grandes extensiones de tierra en esa zona de nuestra Patagonia”, manifestó Alberto Fernández en el mensaje grabado en el Salón Blanco de Casa Rosada.

 

El titular del Ejecutivo señaló que “parece evidente que el viaje existió. Y todo parece indicar que, sabiendo que el hecho se había convertido en noticia, quienes habrían participado del mismo se inquietaron ante el riesgo cierto de estar incursos en una serie de delitos tales como la percepción de dádivas y el incumplimiento de deberes de funcionario público. Contaban con una certeza: el principal grupo de medios de comunicación de Argentina garantizaría la no divulgación de los hechos. En apariencia, eran a la vez los convocantes al encuentro. Sabiendo eso, todos habrían comprometido sus mejores esfuerzos tratando de evitar que otros medios difundieran lo ocurrido”, subrayó.

“Por vez primera queda expuesto ante nosotros, con enorme contundencia, el modo en que ciertas corporaciones operan sobre funcionarios, jueces y fiscales procurando de ellos favores que, en muchos casos, buscan ventajas indebidas, mientras que en otros simplemente propician la persecución de aquellos que los enfrentan”, enfatizó el jefe de Estado.

Las filtraciones y la decisión de Fernández de denunciar el viaje se dan horas antes de que se conozca el veredicto en la causa Vialidad, que tiene como principal acusada a la vicepresidenta Cristina Kirchner, quien hasta el momento no hizo mención a este tema. Sin embargo, el Primer Mandatario tuvo que salir a hablar porque hay uno de los suyos implicado en esta trama bastante turbia. Se trata de su jefe de asesores, Julián Leunda, hombre de absoluta confianza del Presidente, además de estar ligado en diversos cargos que ocupó en el Grupo Indalo, a Fabián de Souza, propietario del canal oficialista C5N y otros medios.

Lo estrecho de la relación entre Fernández y Leunda es lo que genera sospechas dentro del kirchnerismo, en la denominada “Operación Página 12”. Precisamente ese era el título del grupo de chats integrado por los jueces nombrados, D’Alessandro; el jefe de los fiscales de la Ciudad de Buenos Aires, Juan Mahiques; el ex jefe de Asuntos Legales de la SIDE, Tomás Reinke; el ex agente de la SIDE, Leonardo Bergroth; el CEO del Grupo Clarín, Jorge Rendo y el director de Asuntos Legales e Institucionales del Grupo, Pablo Casey; de cual se filtraron capturas y audios en los que se expone la planificación de una operación para intentar neutralizar repercusiones mediáticas. El joven asesor presidencial prometió a los implicados que el tema no iba a salir a la luz hasta que un periodista del matutino P/12 publicó el periplo y las especulaciones en torno al mismo. Lo que generó preocupación en todos los viajeros. Leunda consiguió que el tema no fuera tocado en la señal C5.

Fue Pablo Casey (Clarín), quien en uno de sus mensajes decía: “Gente me acaba de llamar Julián Leunda. Parecía que había venido con nosotros. Caliente con Kollman por la nota. Me dice textual: quieren que salgamos a hablar de esa mesa y mi jefe me dijo hay que estar ahí no matarla ! Jaja Me hice el boludo. Lo que me parece una operación pero tenés razón !! Jaja Me aseguro que no sale nada en los medios de De Souza”.

Unas horas después, en el mismo chat, los protagonistas hablaban entre ellos sobre los periodistas que los estaban consultando por WhatsApp. Momento en el que Mahiques comenta “a mi solo de El Destape. Y Leunda para decirme lo bien que estuvo la reunión, a quien también se lo negué”.

Un mensaje de ese mismo usuario dice “Me llamó Leunda. Me aseguró que bajo el tema de la grilla de Víctor Hugo Morales. Y un colega lo escuchó retándolo a Duggan. Veremos. Me tiro que uno de los objetivos de esta movida es tener otro motivo de recusación en la causa del submarino”. Los implicados estuvieron atentos ese día a la repercusión mediática del tema, y poco después del mensaje anterior el mismo “Coco”  Mahiques escribió en relación a un programa de C5N “Cero, Víctor Hugo, nada” apuntó, “y ya terminó”, cerró.

Las menciones a Leunda y sus supuestas intervenciones para tapar el cónclave patagónico en los medios de comunicación ligados al “Albertismo” cayó muy mal en el ala cristinista del Frente de Todos. Uno de los temas en la interna oficialista fue las constantes operaciones de prensa que la senadora Kirchner le atribuyó al círculo de Fernández. De hecho, la Vicepresidenta nombró en una de sus cartas más explosivas en 2021 a Juan Pablo Biondi, por aquel entonces secretario de Comunicación y Prensa de la Presidencia, señalado por la ex mandataria como cabeza de esas operaciones contra ella y su fuerza política. El resultado fue la salida del amigo personal de Fernández, que tuvo que ser entregado por el propio Presidente, para intentar descomprimir la dura tensión que atravesó al oficialismo en las semanas posteriores a la derrota en las PASO de 2021.

Vale agregar un dato no menor. El martes de la semana pasada, Biondi regresó a la Rosada con la excusa de acompañar a un grupo de empresarios chilenos que se reunieron con su ex jefe. Luego mantuvo una reunión privada en el despacho del Mandatario, que fue calificada por el entorno del ex “vocero” como de tipo personal.

En su mensaje en Cadena, Fernández no hizo referencias directas a lo que ocurrirá este martes cuando se conozca si Cristina será condenada, pero si apuntó que “todo parece indicar que ha quedado al descubierto, una vez más, el deterioro de la calidad institucional en que han incurrido algunos jueces, fiscales, ex funcionarios y empresarios. Todos ellos involucrados en un perverso juego de cohechos que afecta gravemente el buen funcionamiento del Estado y, en particular, de la administración de justicia”.

Y terminó declarando: “Espero que todos tomemos conciencia de la gravedad de los hechos. Lastima la democracia ver la promiscuidad antirrepublicana con la que se mueven algunos empresarios, algunos jueces, algunos fiscales y algunos funcionarios. Hasta aquí se han sentido impunes. Es hora que empiecen a rendir cuenta por sus conductas”.

También circulan versiones que indican que los audios fueron filtrados por los halcones del macrismo que sostienen una batalla interna con Horacio Rodríguez Larreta. es que la oposición también se dirime en el barro del internismo e imita al oficialismo de cara a las elecciones de agosto de 2023.

En el primer día de la semana, el jefe de la Casa de Gobierno debió cambiar su agenda debido a los conflictos con las organizaciones sociales opositoras y oficialistas que denunciaron que no se depositaron los salarios del Potenciar Trabajo, que según una nueva promesa presidencial, serán cubiertos en su totalidad este martes 6/11.

A ese clima irrespirable se sumó el de los reclamos del núcleo duro de quienes acompaña a CFK para que despida a Leunda. Por la tarde, Alberto Fernández recibió brevemente al gobernador santafecino, Omar Perotti, pero suspendió un cónclave con el radical y mandatario jujeño. Gerardo Morales. Es que los periodistas acreditados lo vimos salir -casi al trote-rumbo a un automóvil con rumbo desconocido. Algunos especularon con que había un encuentro con CFK o alguno de sus representantes.

La banderita que flamea en las altura de Casa Rosada y señalan que el Presidente está en el lugar se mantuvo allí aunque el jefe de Estado estaba con rumbo desconocido. Luego retornó para cumplir con una última actividad. La de lanzar junto a Victoria Tolosa Paz, el Refuerzo Alimentario en partidos del conurbano bonaerense en el Museo del Bicentenario.

Al Mandatario se lo notó errático y disperso. Lo intendentes invitados estaban sofocados por el calor, ya que no andaba el aire acondicionado del lugar. Las dos palabras que más sonaros fueron las de “paz social”.

La mención no era casual, tanto Tolosa Paz como Fernández le hablaron todo el tiempo a los movimientos sociales oficialistas que ahora abandonan el barco de Alberto y vuelven con CFK. El vídeo que se difundió y los discursos que se dieron reiteraron la voluntad de que los Potenciar Trabajo sean recibidos por quienes realmente los necesiten, pero no por los que le pueden dejar el lugar a otro.

El mensaje llegó al Movimiento Evita y a la UTEP, que ya determinó que si en las próximas horas no ven que se cumpla con el pago a todos los beneficiaron del plan sin bajas como prometió Fernández el viernes pasado), se movilizarán nuevamente contra las políticas de ajuste que adjudican a Fernández, Tolosa Paz y Sergio Massa.

Juan Pablo Peralta, periodista acreditado permanente en Casa Rosada y el Parlamento nacional argentino.

Mostrar Más

Artículos Relacionados

Volver al botón superior