Actualidad

Liberan por falta de pruebas a la madre de la nena internada por segunda vez con quemaduras en todo el cuerpo

El pasado miércoles, una madre fue detenida como sospechosa de haber maltratado a su hija de dos años, provocándole severas quemaduras con agua hirviendo.

Tras la hospitalización de la niña en el Hospital de Niños, las sospechas se agudizaron. Aunque la investigación seguirá su curso, la joven madre de 26 años fue liberada debido a la falta de pruebas concluyentes que la vinculen con el supuesto maltrato.
A mediodía del miércoles, la pequeña fue ingresada al hospital con quemaduras de gravedad causadas por agua caliente, afectando al 30% de su cuerpo, incluyendo el tórax, el abdomen y los genitales. La Dra. Florencia Gerez, jefa de la unidad de cuidados intensivos, al revisar el historial médico de la niña, descubrió que ya había sido tratada por quemaduras de mate cocido el año anterior. Esta circunstancia alarmó a las autoridades sobre la posibilidad de un caso recurrente de maltrato infantil.

La Fiscalía de Violencia Familiar y de Género ordenó la detención de la madre, que fue ejecutada por la Unidad Regional Este en las inmediaciones del hospital y posteriormente trasladada a la Brigada de Investigaciones.
Javier Lobo Aragón, el abogado defensor de la madre, sostuvo que las quemaduras de la niña fueron resultado de un accidente doméstico. Según su relato, el abuelo de la niña calentó agua para lavar ropa mientras la menor jugaba en el frente de la casa, en la localidad de La Ramada, con sus primos.
 
Cuando la madre dejó la olla fuera del fuego para buscar agua fría en un aljibe, la niña se sentó en un taburete, se inclinó hacia atrás buscando apoyo, y cayó en la olla con agua caliente. La familia inmediatamente sacó a la niña del agua, la secó, cambió su ropa y la llevó al centro de salud de La Ramada, desde donde fue derivada al Hospital de Niños.

El abogado también defendió a su clienta de las sospechas levantadas por la jefa de terapia intensiva, explicando que la quemadura anterior ocurrió cuando la niña estaba con su madrina, y no con su madre. La niña, mientras era sostenida por su tía, tiró de un mantel, derramando una taza de mate sobre sí misma.

Lobo Aragón criticó a la fiscalía por su manejo del caso, acusándola de no haber realizado una investigación adecuada antes de proceder con la detención. Argumentó que no se había revisado si existían denuncias previas por maltrato o si se había llevado a cabo una inspección o evaluación del lugar. Resaltó que tanto vecinos como familiares habían hablado favorablemente de la madre, que colabora en un comedor comunitario alimentando a 70 niños.

Aunque la fiscalía levantó la orden de detención debido a la falta de pruebas de un ataque intencional, seguirá investigando el caso. El abogado defensor expresó su preocupación por la integridad de su clienta, destacando los riesgos que enfrentan las detenidas acusadas de maltrato infantil. Por su parte, la niña permanece en estado crítico en el hospital.

Mostrar Más

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver al botón superior