Política

Macri jugó por Alfaro y presionó fuerte a Roberto Sánchez por teléfono, pero no consiguió bajarlo: la oposición llevaría dos candidatos a gobernador

A las 20 horas se cierra el plazo para la presentación de frentes y alianzas para la elección del 14 de mayo, y en Juntos por el Cambio no hay acuerdo entre la UCR de Roberto Sánchez y el Partido por la Justicia Social de Germán Alfaro.

Ambos decidieron llegar a la elección separados. El jueves 23 del mes pasado, mientras en el parque 9 de Julio el alfarismo realizaba el acto de lanzamiento de la candidatura a gobernador de su líder, Sánchez, en cumplimiento del mandato de la Convención de la UCR, inscribía ante la JEP el frente “Juntos por el Cambio”. Tanto el hecho en sí, como el momento elegido para ejecutarlo, molestaron sobremanera a los seguidores del intendente de la Capital.

La reacción no se hizo esperar. El apoderado del PRO -otro de los partidos que forman parte de la coalición, más cercano a Alfaro-, Arturo Forenza presentó ante la JEP una impugnación a esa inscripción. El organismo que fiscaliza los comicios en el ámbito de la provincia no solo rechazó la impugnación, sino que aprobó ese frente con la integración de la UCR y de Propuesta Ciudadana, y lo inscribió bajo el número 831.

Aunque las autoridades de la UCR afirman que el resto de los partidos que vienen actuando bajo la denominación de JxC pueden sumarse -incluido el PJS-, los alfaristas sostienen que no fueron invitados a hacerlo.

El viernes, en tanto, se presentó en la JEP la coalición “Juntos para Cambiar Tucumán”, un frente conformado por el Partido de las Ciudades en Acción y por Compromiso Ciudadano Independiente. Si bien ningún dirigente del PJS suscribió la presentación, la referente de la segunda fuerza, María Teresa Arias, había apoyado la candidatura de Alfaro a intendente en 2019. A raíz de ello se especula con que el alfarismo optó por avanzar con una alternativa para competir el 14 de mayo, en caso de que la negociación con la UCR no termine bien.

Con independencia del diálogo entre la UCR y el alfarismo, la JEP debe resolver qué hará con esa inscripción, debido a que, claramente, se trata de dos expresiones distintas, con prácticamente idénticos nombre y siglas, lo que puede confundir al electorado.

El ex presidente Mauricio Macri llamó ayer, desde Suiza, a Sánchez.

Macri le explicó al concepcionense que el PRO “necesita” que Alfaro ocupe la candidatura a gobernador, aunque se pierda la elección en la provincia. “Son tiempos de pensar en un escenario nacional”, dijeron que dijo Macri. Y añaden que sugirió que Sánchez podría ser invitado a ocupar un cargo en el próximo Gobierno de la Argentina, en caso de que JxC finalmente gane la Presidencia.

Sánchez defendió su derecho a encabezar la fórmula no solo sobre la base de que mide mejor que Alfaro en todas las encuestas, sino además en el hecho de que ya obtuvo un mayor caudal de votos que el intendente de la Capital en los comicios nacionales de 2021. El ex piloto, incluso, le habría respondido a Macri que le pida a Alfaro que se baje de la precandidatura.

La cosa quedó como estaba antes del llamado de Macri. Una alta fuente del alfarismo apeló a una metáfora religiosa para graficar la situación hasta la tarde de ayer: “a menos que ocurra un milagro, nosotros estamos listos para ir solos”.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: