Policiales

Mujer desesperada se quitó la vida por temor a su pareja

En la comisaría de Trancas no le tomaron la denuncia por violencia de género

La muerte de una joven que apareció ahorcada en su casa en el norte de la provincia, derivó en una serie de protestas que se concentraron en tres lugares: la Municipalidad de Trancas, la comisaría de esa ciudad y la casa de la familia del novio de la víctima.
“No entiendo por qué no hicieron nada. Ella fue a pedir ayuda a la comisaría de Trancas, pero no la escucharon. La corrieron. Desesperada y angustiada volvió a su casa y se ahorcó. No hay derecho a que hicieran eso”, se le escuchaba decir entre lágrimas a Ernesto Campos, cuñado de Noelia Soledad Sosa (30 años), la mujer que se quitó la vida luego de intentar, sin éxito, denunciar a su pareja por violencia de género.
Indignación de los vecinos de Trancas con la Policía. (Twitter)

Campos fue el único pariente que logró hablar con la joven, empleada en una estación de servicios, madre de dos niños, antes de que tomara la drástica decisión. “Ella me dijo que estaba muy mal porque su pareja la había atacado. Contó que la tomó del cabello, la arrastró por la casa y que luego le destrozó el celular”, contó.

El testigo agregó que la joven fue a la comisaría para denunciar el maltrato. “Le dijeron que como no estaba el oficial de guardia, no  podían hacer nada. Que regresara a la tarde que seguro lo encontraría”, afirmó. “Pero lo más grave es que su novio estaba en la puerta esperando que ella saliera. Les dijo a los uniformados que ella no podía salir de ahí porque tenía miedo que le hiciera algo malo”, detalló Campos.
Fuentes policiales señalaron que el hombre también pretendía denunciar a la joven por hostigamiento.
La víctima, después de haber sufrido esa situación, volviió a su casa, antes de que llegara un oficial de la comisaría. “Estaba muy mal. La noté como rendida, que no había nada que pudiera hacer”, agregó Campos. “Él es un productor importante en la zona. Estaban de novios y ella se quedaba varias veces en su casa. Creo que ella nunca lo denunció porque lo amaba y aguantaba todo”, subrayó.
“Sus allegadas nos decían que muchas veces él le daba pastillas para que se durmiera o directamente la encerraba para que no saliera”, confió el cuñado de Noelia.

“Nos avisaron de su muerte y fuimos corriendo hasta ahí. Estuvimos horas esperando y cuando llegaron los de criminalística, estuvieron cinco minutos y nos entregaron el cuerpo”, describió en otro tramo de su relato. “Ella nos contó que había mantenido una fuerte pelea con su pareja y que lo había rasguñado en sus brazos durante la pelea. Le pedimos a los policías que lo revisaran, pero no hicieron nada. Encima ahí nos enteramos que él la había denunciado porque, según nos dijeron, no estaba bien mentalmente y no lo dejaba vivir en paz”, finalizó.

Los familiares de la joven contrataron a Ricardo Scheuermann para que los asesore legalmente porque solicitarán la intervención de la Justicia. “La Policía siempre hace lo mismo. Cada vez que va una mujer a realizar una denuncia de estas características recibe la respuestas de que no está el oficial de turno. Eso ya no se puede tolerar más”, denunció el letrado.

“El ministro (EugenioAgüero Gamboa debería intervenir en este tema. Es cierto que en el organigrama de la fuerza existe la norma que indica que las denuncias sólo pueden ser tomadas por oficiales, pero entonces que pongan más oficiales para que no haya más problemas de estas características”, agregó.

Scheuermann insistió que hubo otra cuestión más grave que no haberle tomado la denuncia. “La desprotegieron porque no le dieron ninguna respuesta, a pesar de que el denunciado estaba en la puerta de la comisaría. Se fue del lugar muerta de miedo”, indicó. “Tampoco entendemos por qué no se ordenó una autopsia. Es muy probable que se haya suicidado, pero también existe la posibilidad de que la hayan colgado”, advirtió.
El lunes por la noche, los allegados a la joven marcharon por las calles de Trancas, escracharon la casa del productor y rechazaron la presencia policial.
“Se han tomado todas las medidas administrativas de rigor para determinar la responsabilidad del personal de la comisaría de Trancas”, explicó el jefe de la Unidad Regional Norte Joaquín Girveaux. “Nuestros hombres saben cómo deben actuar, permanentemente se les está instruyendo sobre esta cuestión. Por ese motivo, si es que se llega a encontrar alguna irregularidad, se actuará con rigor”, finalizó el funcionario.

Mostrar Más

Artículos Relacionados

Volver al botón superior