Política

Tras la detención de varios policías, se viralizaron audios en redes sociales

La confirmación de un quinto detenido vinculado a la cadena de mensajes en los que se instigaba a un alzamiento policial en Tucumán, derivó en el inicio de una segunda causa judicial, en la que podría aumentar el número de uniformados apuntados como organizadores e impulsores de una protesta basada en reclamos salariales.

“Por eso chango no hay que aflojarle. Si hay que hacer quilombo”, se escucha en un audio que comenzó a ser viralizado el lunes por la tarde, cuando en Tucumán aún sorprendía la apertura de un expediente en contra de los primeros efectivos detenidos y un grupo de 19 sospechosos ya identificados.

“Mirá cómo regalaban plata los cu… estos. Ahora recién salta la ficha… No te pueden aumentar a $500.000 los cu… estos”, sostiene la voz grabada en el registro que se multiplicó en miles de celulares.
“Estamos tratando de identificarlo y, cuando lo hagamos, también nos presentaremos ante la Justicia”, afirmó el jefe de Policía, Joaquín Girveaux, que el sábado ordenó el comienzo de una investigación sobre el tema.

Policías de Delitos Telemáticos, bajo las órdenes de los comisarios Yolanda del Carmen ÁlvarezDiego BernachiCarlos Álvarez Miguel Carabajal, iniciaron la pesquisa para tratar de identificar a quienes grabaron los mensajes.

Analizando la titularidad de las líneas de donde se habían enviado los mensajes y chequeándolos con la información del D1 (oficina de recursos humanos de la Policía) se pudo determinar la identidad de los señalados como integrantes del grupo que amenazaba con realizar una huelga.
Con esa base se presentaron las actuaciones ante la fiscal Mariana Rivadeneira que logró la autorización para realizar 19 allanamientos y concretar las primeras cuatro detenciones.
Los aprehendidos el domingo fueron Carlos Alberto Córdoba (individualizado por haber enviado el mensaje “vamos por el autocuartelamiento), Walter Federico Moreno (titular de la cuenta donde se realizaba el depósito del dinero de la colecta), Juan Eduardo Adrián Chebbib Héctor Eduardo Coria.
El lunes, se sumó la detención de Víctor David Graneros, que quedó individualizado como el creador del grupo de WhatsApp “Sueldo Policial 2024” que sirvió para que los 1.023 integrantes (representan menos del 10% total de la fuerza) comenzaran a organizarse.
Córdoba, según confiaron fuentes judiciales, es civil. Nunca formó parte de la fuerza ni tiene algún pariente policía. Sería empleado de la municipalidad de Lules. Los allegados dijeron que terminó tras las rejas al escribir un comentario en un video de Tik-Tok.
“El quiso solidarizarse con los efectivos porque, como cualquier otro trabajador estatal, están ganando poco”, explicó un familiar que ayer recorrió los pasillos del Ministerio Público Fiscal averiguando su situación procesal.

El último detenido y Moreno, el que quedó tras las rejas por ofrecer su cuenta bancaria para hacer una colecta, eran compañeros en la Patrulla Motorizada de Las Talitas.

En la investigación, surgió el nombre del abogado Gustavo Morales, que sería el profesional al que habrían buscado los efectivos para que los asesore, pero por una cuestión económica, terminaron recurriendo a otro.
En la conferencia de prensa realizada el lunes en la Casa de Gobierno, el jefe de Policía habló de una “persona malintencionada que estaba detrás de todo esto”. Si bien no dio nombres, todo parecería indicar que se refería al profesional.

“Ningún efectivo policial tomó contacto directo conmigo”, aclaró Morales en diálogo con periodistas. “Y de todas las personas que fueron aprehendidas no conozco a ninguna”, agregó.

El letrado señaló además que no le genera miedo la amenaza de que será denunciado por calumnias e injurias. “Estoy preparando una carpeta para hacer denuncias penales por irregularidades”, anticipó.

Mostrar Más

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver al botón superior