ActualidadCasa Rosada

Adorni aseguró que si se cae el DNU en el Congreso, el Gobierno tiene “plan B y plan C” para seguir adelante

El vocero presidencial, Manuel Adorni, salió este jueves a negar sistemáticamente una interna entre Javier Milei y Victoria Villarruel por la sesión en el Senado en que se debate el DNU de desregulación de la economía firmado por el titular del Poder Ejecutivo Nacional al iniciar de su administración. En su habitual conferencia de prensa, el funcionario, que previamente a presentarse ante los periodistas acreditados en Casa Rosada desayunó con su jefe, aprovechó la actividad para enviarle un mensaje a los senadores antes de la votación.

“Quedará en la conciencia de cada senador votar a favor o en contra de otorgarle más libertad a los argentinos o cargar con la responsabilidad de ser los primeros representantes del Senado en votar en contra de un DNU en toda la historia”, argumentó.

Adorni dijo en varias oportunidades que “no hay ningún problema” en la relación entre Milei y su vice, pese a que la inclusión en el temario de la sesión de este jueves del decreto 70/2023 generó polémicas, suspicacias y comunicado oficial en el que se lanzó una advertencia que parecía dirigido a la oposición, pero también a la presidenta del Senado. El texto decía que “el rechazo significaría un grave retroceso”, añadió: “La decisión unilateral de algunos sectores de la clase política que pretenden avanzar con una agenda propia e inconsulta”, .

En ese contexto, el ministro del Interior, Guillermo Francos, sostuvo que la vicepresidenta “podría haber evitado” que la Cámara alta trate este jueves el mencionado DNU.  y que fue interpretado como un ataque directo a la vicepresidenta. El vocero de Milei adjudicó esa mirada a una “mala interpretación” de los medios. “Nos sentimos sorprendidos por la mala lectura del comunicado, era un comunicado muy firme dedicado a toda la clase política, fue contra la casta política. Desconocemos por qué se hizo una lectura desacertada y se relacionó el comunicado con un mensaje a la vicepresidente de la Nación”, aseveró.

Para intentar cerrar el tema, Manuel Adorni afirmó que “no hay ningún tipo ni de interna, ni de pelea ni de ninguna otra cuestión que tenga que ver con un enfrentamiento con la vicepresidenta. Somos todos un gran equipo de trabajo desde el 10 de diciembre pasado. Efectivamente el comunicado fue contra la casta política como lo ha sido siempre”.

La “mala interpretación” también se la adjudicó el portavoz a José Luis Espert, el diputado que esta semana se incorporó formalmente a La Libertad Avanza y que ayer dejó entrever que Villarruel había buscado desestabilizar al Gobierno con la inclusión del Decreto de Necesidad y Urgencia en la sesión de este jueves, donde quedó suspendida la reunión del Gabinete nacional e Balcarce 50. Un dato no menor y que se justificó con problemas de agenda de los participantes.

“Tal como ustedes interpretaron mal el comunicado acusándonos de haber dirigido el comunicado a la doctora Villarruel, efectivamente Espert no tenía el conocimiento fino. Como les pasa a mucho que ven la tele, leen el diario, ante una mala lectura del periodismo, siguió esa línea. De todas maneras, no deja de ser una opinión de él”, expresó Adorni.

Este medio lo consultó sobre si el Gobierno tenía alguna estrategia en caso de que el DNU llega a ser rechazado por el Congreso, y el vocero respondió, tras aclarar que si el Senado no lo aprueba queda aún la instancia de Diputados, garantizó que el Ejecutivo siempre tiene “plan B y plan C” ante cada iniciativa. Y destacó: “Tenemos cero grado de imprevisión, para todo hay dos caminos adicionales a seguir. Siempre analizamos las acciones a seguir en base al norte, y entendemos que en la búsqueda de ese norte, que es una Argentina más libre, más próspera, en el medio van a pasar un montón de cuestiones como lo que pasa con el DNU. Increíblemente estamos discutiendo con quienes destruyeron la Argentina si el DNU sigue vigente o no. Pero era parte de lo previsto, nadie podía suponer que la vieja política no iba a estar en contra de los cambios que proponemos. Así que para todo tenemos dos alternativas”, remarcó.

El Senado comenzó a debatir pasadas las 11 de la mañana el DNU de desregulación económica tras un pedido del bloque kirchnerista, al que la vicepresidenta dio curso. Desde hace más de un mes, los opositores, comandados por el formoseño José Mayans, presionó a Villarruel con pedidos de sesiones especiales para rechazar la medida gubernamental, que requiere el voto en contra de ambas Cámaras del Congreso para ser desactivado.

Juan Pablo Peralta, periodista acreditado permanente en Casa Rosada y el Parlamento de la República Argentina para FM Concierto 105.5

Mostrar Más

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver al botón superior