ActualidadCasa Rosada

Alberto Fernández brindó con los acreditados en Casa Rosada y dejó varias definiciones

Luego de varias idas y vueltas, especialmente luego del grave error que tomó el titular del Poder Ejecutivo y su equipo de Comunicación, que no permitió el acceso a su lugar de trabajo (por primera vez en la historia) a los periodistas acreditados en Casa de Gobierno, que iban a cumplir sus tareas el martes en que la Selección campeona del mundo esquivó llegar al histórico edificio rosado, Alberto Fernández decidió hacer un brindis de fin de año –con charla incluida- con la prensa que trabaja diariamente en Balcarce 50.

En encuentro fue en el Salón Pueblos Originarios, donde al presidente Fernández se lo volvió a ver junto a su vocera, Gabriela Cerruti, con quien tuvo varios encontrones después del vaciado festejo por los tres años de su administración y todo lo concerniente a la fallida visita del equipo de Lionel Messi Scaloni.

En ese contexto, Alberto Fernández manifestó que hay una perspectiva –quizás tardía- en la valoración de su gestión y que por eso considera que la coalición de gobierno va a imponerse, contra el único adversario político que tiene: “la derecha”. Minimizó las posibilidades de Javier Milei y sus libertarios. “Vamos a ver a la hora de votar quienes apoyan esa propuesta”, enfatizó al respecto.

En referencia a los dichos de CFK, donde fue aludido indirectamente, el Mandatario afirmó: “No pude escucharla, estuve de viaje, creo que en Santiago”, pero aclaró que está de acuerdo con su postura hacia la Justicia. Criticó a los medios porque según él concluye, manifestaron erróneamente (o con malicia) que su decisión era no acatar el fallo de la CSJN, cuando en realidad lo que había dicho fue que era de “imposible cumplimiento”.

Así se enfrascó en la discusión semántica de los titulares de diarios y portales, no obstante reconoció que parte de esas operaciones provienen del mundillo político, al cual pertenece y defiende pero que, como en todo ámbito, hay gente con buenas y malas intenciones. Sobre el tema de los precios y la inflación declaró que se está trabajando en ello y que es el objetivo de máxima bajar esos índices.

Reflexionó que ve positiva la llegada de Massa aunque defendió lo conseguido por Martín Guzmán, en particular en lo concerniente al acuerdo con el FMI, el cumplimiento de las metas que exige el organismo, mientras que a su entender se sostiene el crecimiento del 6 por ciento en este 2022 -admitiendo que se va a crecer menos en el ’23- y la creación de empleo genuino. Un tema que genera polémicas porque los números oficiales marcan generación de ocupación, pero informal.

El Presidente aseguró que no se tomará vacaciones, algo que no impondrá a sus funcionarios, “lo importante es que esté yo”, remarcó, y expresó que si alguno de ellos se candidatea, la lógica es que deje la función. Sin embargo, sobre (Juan) Manzur opinó que se va a ir viendo el tema.

Fernández adelantó su presencia en la jura de Lula da Silva y la llegada al país del canciller alemán, Olaf Scholz, a fines de enero junto a un grupo de empresarios interesados en el sector gasífero. Una presencia que el teutón extenderá a Chile y Brasil.

Asimismo, negó que vaya a convocar a una mesa política pero sí confirmó que llamará a sesiones extraordinarias en el Parlamento, probablemente en febrero, para tratar temas como el pago de coparticipación a la CABA, blanqueo de capitales, y la creación de nuevas categorías de monotributo para exportación de servicios en dólares.

La insistencia del periodismo acreditado hizo prometer al titular del Ejecutivo que dará conferencias de prensa en Casa Rosada, algo que hizo pocas veces allí o en Olivos, y sólo en épocas de pandemia.

Juan Pablo Peralta, periodista acreditado permanente en Casa Rosada y el Parlamento nacional argentino.

Mostrar Más

Artículos Relacionados

Volver al botón superior