Policiales

El asesino del policía había recibido una condena en febrero por intento de asesinato también contra uniformados

Edgar David Villafañe, señalado como el responsable del asesinato del cabo Ramón Sánchez, ya contaba con antecedentes penales, incluso una condena previa por un intento de homicidio contra otro policía hace menos de medio año.

El nombre de Villafañe se menciona en dos casos recientes, uno del 6 de junio por amenazas y el último el 30 de ese mismo mes. Solo cuatro días después, fue implicado en el homicidio del oficial Sánchez.

 

Según la investigación del fiscal Carlos Sale, Villafañe interceptó a Sánchez, que circulaba en su motocicleta, en la avenida de Circunvalación en el barrio Las Piedritas, a las 19 horas del pasado martes.
Armado con un revólver calibre 38, Villafañe presuntamente intentó robarle la moto. Cuando Sánchez resistió, se produjo una lucha encarnizada.
Villafañe, de 21 años, aprovechó que Sánchez cayó al suelo y le disparó varias veces, hiriéndolo de muerte. Después del asalto, huyó con el bolso del policía, lo único que consiguió robar.

Villafañe había mostrado un comportamiento similar el 2 de febrero cuando intentó matar a otros oficiales en el mismo barrio durante un procedimiento policial. Fue arrestado y condenado a tres años de prisión condicional mediante un juicio abreviado, recuperando la libertad ocho días después de su detención.

En los meses siguientes, el nombre de Villafañe siguió apareciendo en otras investigaciones, incluyendo una en mayo en la que se le acusó de haber participado en un brutal asalto a un hombre que supuestamente había atropellado a un familiar que huía después de robar una lámina de metal.

Los vecinos describen a Villafañe como un individuo problemático y parte de una banda que solía esconderse en una cueva que los residentes habían construido en honor a un joven fallecido.
Según testimonios, el grupo emergía de este refugio para tender emboscadas a motociclistas desprevenidos en la autopista.

 

El vecindario recuerda a Villafañe por disparar su arma sin razón aparente, ya sea para celebrar un gol, conmemorar a un amigo caído en manos de la policía, o intimidar a los residentes que consideraran denunciarlo.
Según registros oficiales, Villafañe fue arrestado por primera vez en julio de 2022, precisamente por intentar robar una moto.
Mostrar Más

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver al botón superior