Policiales

El hijo del hombre noqueado por pedir el baño de un local se cruzó con el agresor

La familia de Mario Vallejos continúa conmocionada por el ataque que recibió el hombre de 60 años de parte de un empleado de un local gastronómico, quien le pegó una piña tras denegarle el ingreso al baño del restaurante por no haber consumido previamente.

Mientras Mario continúa luchando por su vida, está internado en terapia intensiva, su hijo Ariel contó el tenso cruce que tuvo la familia de la víctima con Walter Villaverde en la comisaría de San Justo.

“Cuando fuimos a la comisaría teníamos a esta persona a metros. Yo en ese momento no lo reconocí, pero mi hermana lo reconoció y no se olvida más de su cara”, comenzó relatando Ariel en diálogo con Nosotros a la Mañana (El trece)

Fue entonces que tuvieron el tenso cruce de miradas: “Mi hermana me dijo que nos miraba con mucha frialdad. No se olvida más de su mirada. Lo teníamos a metros”, contó Ariel sobre el encuentro que hubo en la comisaría.

El hijo de la víctima también denunció públicamente el accionar del fiscal que lleva adelante la causa por haber liberado a Walter Villaverde a menos de 12 horas de haber atacado a su padre.

“Desde fiscalía no nos dicen nada, no nos mostraron nada, ni siquiera los videos. Nos enteramos de que ciertos policías llevaron papeles diciendo que mi papá estaba dado de alta cuando está internado en terapia intensiva peleando por su vida”, señaló.

Por otra parte, Ariel reveló cómo fue el momento en que vivo el video del golpe que recibió su padre: “Estaba en la sala de terapia cuando lo vi, porque había salido de verlo a él. No tengo palabras para explicar lo que sentí cuando lo vi”.

“Las imágenes dejan todo más que demostrado. Él pide de ir al baño y los testigos lo confirmaron con su testimonio. La persona no lo dejó ingresar, le pidió que se vaya y mi papá se retiró. Le agarró la mano a mi papá con una frialdad que no se entiende. Ni siquiera se acercó a ver cómo estaba realmente”, agregó.

En esa misma línea, brindó detalles sobre el estado de salud de Mario Vallejos: “Está grave. Ayer le hicieron una tomografía, el ya tenía un sangrado y este sangrado sigue creciendo. Hay que esperar, esto es minuto a minuto, puede pasar cualquier cosa. Así como puede estar bien, puede empeorar de repente”.

El hombre descartó que le puedan hacer una operación a su padre porque “es muy riesgosa y sería el último recurso” y contó que Vallejos quedó inconsciente desde que cayó al piso por el golpe hasta 12 horas después. “Por la edad de él es muy riesgoso todo”, agregó.

“Abrió los ojos 12 horas después del ataque. No se le entendía cuando hablaba. Ayer cuando fui a ver el parte no me reconoció”, contó Ariel, quien reveló que su papá trabaja como auxiliar de la Cruz Roja y que en la esquina donde está el restaurante él se toma el colectivo para ir a trabajar: “Mi viejo se iba a tomar el colectivo y ahora lo tengo tirado en terapia intensiva”.

Con respecto a Villaverde, el hijo de la víctima detalló que recibió mensajes de personas que le advirtieron que el agresor “ya había reaccionado así algunas veces”. “Es una persona altanera que ya ha forreado a otra gente, pero los mismos dueños son los que lo cubren porque los compañeros no lo quieren”, acusó.

Luego, un vecino de la zona contó que es cliente del lugar y que vivió una situación similar a la que sufrió Mario Vallejos: “Yo salí de consumir y fui a un negocio que está a la vuelta. Volví para ir al baño y me dijeron que no, me atendió este mismo hombre y me pidió que me vaya”

Qué dijo la encargada del restaurante en que un empleado noqueó a un hombre por querer ir al baño

La encargada del restaurante en el que Walter Villaverde le pegó una piña a Mario Vallejos dio una breve entrevista a Nosotros a la Mañana (El trece) en la que contó la postura que mantiene el local gastronómico.

“Nosotros no estamos de acuerdo con todo lo que pasó, pero la persona que hizo eso también está arrepentida. Nosotros lo único que deseamos es que esta persona se ponga bien”, señaló la mujer.

A su vez, detalló que Villaverde “no está trabajando porque no está en condiciones de trabajar” y aclaró que el agresor “sabe que cometió un error y está arrepentido de lo que hizo”.

“Nunca hizo una cosa así, no demonicen a una persona que está arrepentida de lo que hizo. Ayer vino la familia, nos pusimos a disposición de ellos, pero no sabemos que otra cosa a hacer. Queremos que esta persona se salve, nada más”, agregó.

Por último, contó cómo manejan el ingreso al baño del lugar: “Es una situación que vivimos a diario porque es una esquina y vienen permanentemente. Siempre dejamos pasar a la gente, capaz le decimos que no cuando el baño está sucio”. /TN

MIRA EL VIDEO:

Mostrar Más

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver al botón superior