ActualidadCasa Rosada

Los subsidios al agua dejan a usuarios del AMBA sin posibilidad de comprar dólares en el circuito legal

Finalmente el Gobierno nacional prohibió la compra del dólar ahorro a precio oficial a aquellas personas que mantienen los subsidios a la energía, durante esta primera etapa del ajuste al que la administración económica de Sergio Massa y ejecutiva de Alberto Fernández, denomina bajo el eufemismo de “segmentación”. 

En el desorden que se hizo pública esta instancia aplicada por el Frente de Todos, hubo muchos usuarios que se dieron de baja porque luego se informó que quienes hubiesen pedido el beneficio no tendrían posibilidad de adquirir moneda estadounidense a valor del Banco Nación.

Ahora Casa Rosada otra preocupante sorpresa. Resulta que a través de la Comunicación “A” 7606 del Banco Central de la República Argentina (BCRA) se establece que el cepo al dólar se amplía también para los que tienen subsidios en el consumo del agua potable. Esta medida no va dirigida únicamente a los que necesiten percibir billetes verdes en su versión Ahorro o Solidario, sino que además alcanza al MEP (Bolsa), Contado con Liquidación (CCL) y el Cedear (lo que se consiguen mediante operaciones con empresas).

La normativa alcanza tanto a los usuarios de los servicios públicos que solicitaron y obtuvieron el subsidio en las tarifas del gas y energía eléctrica, como así también a aquellas que lo hubieran obtenido de manera automática, y las que mantengan el subsidio en las tarifas de agua potable.

Es importante leer la letra chica es porque mientras el Gobierno tiene abierto el Registro de Acceso a los Subsidios a la Energía (RASE), que es a demanda de los usuarios, también se puede renunciar a los subsidios. Es así que hasta el sábado al mediodía unos 88.000 registros se dieron de baja, de los cuales 18.000 fueron sólo una semana, datos que provienen de fuentes oficiales.

El problema es que no existe -al menos por ahora- un registro para darse de baja de los subsidios al agua potable, servicio que en Buenos Aires presta Agua y Saneamientos Argentinos (AySA), regulada por la Nación y dirigida por la esposa del ministro Massa; Malena Galmarini.

En este caso en especial, la segmentación de tarifas es geográfica y comenzará en el mes de noviembre en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA). Por esto, la totalidad de los usuarios de Aysa mantienen los subsidios en sus tarifas. Cuando finalice el proceso de segmentación, que será progresivo, el 90% de ellos perderá la ayuda del Estado.

Según se supo, si un usuario vive en una zona categorizada de ingresos medios o altos y necesita sostener el subsidio, va a poder pedirlo una vez que el Ente Regulador de Agua y Saneamientos (ERAS) habilite esa opción, si es que cumple con los requerimientos”, se informó desde la firma.

Juan Pablo Peralta, Periodista acreditado permanente en Casa Rosada y el Parlamento nacional argentino.

 

Artículos Relacionados

Volver al botón superior