Política

Acto electoral en el nuevo gasoducto: Cristina apoyó a Massa, ignoró a Alberto y criticó a los empresarios

Inmersa ya en la campaña presidencial, Cristina Kirchner hizo este domingo, en el marco de la inauguración del gasoducto Néstor Kirchner, los primeros elogios púbicos a Sergio Massa, quien se quedó finalmente con la candidatura del kirchnerismo desplazando al delfín camporista, Eduardo “Wado” de Pedro. La vicepresidenta le agradeció al ahora presidenciable de Unión por la Patria haberse hecho cargo del ministerio de Economía “en un momento muy difícil”.

Durante el discurso desde Salliqueló, tras la foto inaugural de una obra que Kirchner exigió durante los últimos años, la vicepresidenta no hizo mención a Alberto Fernández, sentado a su lado y, en cambio, derrochó elogios para Massa. “No fue magia”, le dedicó al principio, una frase autorreferencial y remanida que ella hizo carne para abordar sus propios logros de gestión.

En primer lugar, destacó de Massa que se puso al frente de las negociaciones entre empresarios del transporte y gremios el viernes pasado, durante el paro de colectivos que se extendió casi durante 24 horas.

“La fuerza que le venís poniendo desde que sos ministro…”, comentó Cristina en relación a Massa y destacó que se hizo cargo del ministerio de Economía “en un momento muy difícil, muy complejo”.

“No arrugaste y vas para adelante y eso siempre es bueno”, sumó la vicepresidenta y resaltó que “la función pública es 24 x 24” -en referencia a la frase 24 por 7, es decir, a toda hora- y agregó: “Toda la líbido tiene que estar colocada en eso”.

La vicepresidenta también se refirió a la gestión de Repsol al frente de YPF, previo a la expropiación. Recordó que en 2011 “por primera vez Argentina tiene balance energético negativo”. Previamente, leyó una declaración del empresario Eduardo Eurnekian quien se quejaba de los políticos por haber tomado malas decisiones.

“Este déficit que tenés que sufrir, Sergio, cuando estás atajando en Economía, no fue causado por un político”, lanzó Cristina Kirchner en otro gesto de consideración para con el candidato presidencial.

En otro pasaje, se refirió al retorno del Fondo Monetario Internacional a la Argentina. Planteó que fue “un empresario” el que lo trajo nuevamente en relación a Mauricio Macri, al que lo ubicó -en un pasaje direccionado del discurso- como “uno de ustedes”.

“Al FMI no lo trajo un politico, lo trajo un empresario. Porque el que era presidente era del bando de los empresarios. El presidente que trajo al FMI era uno de ustedes, de los empresarios”, sostuvo Cristina en una doble crítica al líder del PRO y al sector empresario.

Y aprovechó para dejar otro elogio a Massa por ponerse al frente de las negociaciones con el organismo multilateral de crédito. “El retorno del FMI a la Argentina, que también puede dar fe el ministro, no lo trajo un político, es más, un político fue en el que en 2005 pagó al FMI y pudo recuperar el timón de la economía argentina”, afirmó.

Además de llamarlo “empresario” y desconocer su carácter de político que llegó a ser elegido presidente, Cristina Kirchner dejó otra crítica contra Mauricio Macri. Fue al comparar la cantidad de kilómetros realizados durante tres gobiernos kirchneristas y los ejecutados durante los cuatro años de gestión del líder del PRO.

“Este gasoducto que fue planificado en 2015 y que recién se ejecutó durante nuestro gobierno, durante cuatro años no hubo ninguna planificación”, comenzó su recuerdo la vicepresidenta.

Y continuó: “¿Saben cuántos kilómetros de red troncal de gasoductos se construyeron entre 2016 y 2019? 53 kilometros. ¿Saben cuántos se construyeron entre el 2003 y 2015? 3.211 km”.

Cristian Kirchner repartió críticas contra Repsol y Eurnekian y el sector empresario en general. Haciendo memoria con su registro histórica, sostuvo que no está mal que las multinacionales giren dividendos a sus casas matrices, pero subrayó, en relación a la petrolera española. “El problema es cuando girás utilidades y la empresa se está yendo a pique y la balanza de pagos del país es literalmente explotada”, repasó y dijo que era un fenómeno que aún se ve en las empresas.

No obstante, destacó que “no significa que lo privado esté mal”. “Lo que está mal es generalizar y decir pavadas. Que lo privado está bien y lo público mal o viceversa”, agregó.

“Tenemos que acostumbrarnos a poder discutir con objetividad nuestros problemas, sobre todo cuando son problemas de números. Cuando estamos hablando de números no puede haber desacuerdos sobre lo que conviene al país”, consideró la vicepresidenta.

Lejos de abocarse específicamente a la inauguración del primer tramo del gasoducto Néstor Kirchner, el presidente Alberto Fernández se diferenció de sus predecesores en el acto, Sergio Massa y Cristina Kirchner, y se enfocó en un balance de su gestión. El mandatario, que fue ignorado por la vicepresidenta, afirmó que a “cada problema” le “puso el pecho”, como “peronista”, y “pudimos salir adelante” para “enfrentarlos” y “solucionarlos”. “General, he cumplido”, agregó en referencia a Juan Domingo Perón.

”Llevamos 32 meses ininterrumpidos creando trabajo registrado, y en nuestra gestión se crearon más de 1.100.000 puestos de trabajo”, destacó, y consignó que la desocupación es del “6,9 por ciento”. Fernández recordó que “cuando llegamos al gobierno no existían los ministerios de Trabajo, de Ciencia ni de Salud”, porque “no eran necesario para ellos [por la presidencia de Mauricio Macri]” y afirmó que desde Unión por la Patria “creemos que hace falta un Estado presente capaz de impulsar el desarrollo”.

”No es verdad que la actividad privada puede resolver todo eso. Lo dice alguien que hoy tiene el orgullo de decir que tiene 6400 obras públicas vigentes en todo el país. ¡No existe municipio en toda la Argentina que no haya tenido obra pública! De las 6400 obras, 3602 están terminadas. Las empezamos y las terminamos. Hay hospitales, escuelas, rutas, obras hidráulicas. Gracias, Gabriel Katopodis por todo tu esfuerzo”, expresó enfático al referirse al titular de Obras Públicas.

Como en cada alocución pública, Fernández recordó el paso de la pandemia de Covid, la guerra en Ucrania y la sequía como factores coyunturales que hicieron mella en su gestión.
Fue poco y nada lo que el presidente dijo respecto de la obra del gasoducto durante la casi media hora que habló al cierre del acto en Salliqueló. ”Gracias a Dios que pudimos hacer este gasoducto con recursos nuestros, empresas argentinas y trabajadores argentinos, que nos está garantizando que el gas llegue a los lugares de desarrollo que más lo necesitan”, destacó y se refirió a la “independencia energética”.

 

 

 

Mostrar Más

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver al botón superior