ActualidadCasa Rosada

Fernández retomó su agenda en Bali luego anunciar que tiene una gastritis erosiva con sangrado

Acompañado del canciller Santiago Cafiero y el ministro de Economía, Sergio Massa, el presidente Alberto Fernández hizo una declaración frente a los periodistas que cubren la gira europea y Asia. En la mima se refirió a su estado de salud luego de haber cancelado su participación en la cena oficial convocada por el presidente de Indonesia, Joko Widodo, aunque mantiene su agenda oficial, donde ya estuvo con Xi Jinping, y la de mañana, que se redujo a compartir este miércoles una visita al Bosque de Manglares de Taman Hutan Raya Ngurah Rai, junto a otros representantes mundiales, a un encuentro que mantendrá con la directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, y al finalizar el G20, volar a Madrid para estar en una reunión que se improvisó con el fin de ampliar el periplo, con su par de España, Pedro Sánchez.

“Tuve esta mañana una descompensación producto de una gastritis erosiva, que generó un sangrado que generó una baja de la presión importante. Para verificar exactamente el nivel de sangrado nos trasladamos a un hospital de Bali al solo efecto de hacer una endoscopía. Cuando terminamos eso hicimos un ratito de tiempo para la reunión con Xi Jinping, donde definitivamente quería estar. Les agradezco a todos por la preocupación, estoy bien, estoy trabajando bien”, afirmó Fernández.

Las declaraciones del jefe de Estado minimizando su cuadro clínico formó parte de una jornada complicada en la numerosa comitiva oficial. La portavoz Gabriela Cerruti y el secretario general de la Presidencia, Julio Vitobello, tenían la data que no circulaba en la prensa. Fueron Cafiero y Massa los que tuvieron que hacerse cargo de la representación de Fernández en el evento global.

A las 9.05 del martes 15 en Bali, (22.00 horas del lunes 14, en Argentina), el Presidente argentino llegó al centro de convenciones ubicado en el hotel The Apurva Kempinski acompañado por el titular de Hacienda y el vicejefe de Gabinete, Juan Manuel Olmos.

Luego el mandatario ingresó en la cumbre del G20 y posó en la foto oficial con su colega de Indonesia, Widodo, quien le dio la bienvenida al foro que se realiza una vez al año. Tras el saludo oficial con par, Alberto Fernández posteó en su cuenta oficial de Twitter: “Mantendré reuniones con líderes mundiales y disertaré en encuentros y sesiones plenarias sobre salud, seguridad alimentaria y energética, infraestructura e inversión global. Para construir un mundo más justo, debemos recuperar la paz”.

Ubicado en una carpa abierta, con un clima húmedo y de altas temperaturas, la presión le jugó una mala pasada. Por eso pidió por su médico Manuel Estigarribia para notificarle que no se sentía bien. El médico de la Unidad Médica Presidencial pidió una ambulancia al gobierno local que se dirigió al hospital General Sanglah.

Cerruti y Vitobello estuvieron junto al Presidente, y antes de emitir el primer parte médico, fue secretario General de la Presidencia quien llamó al celular de la primera dama, Fabiola Yañez, que se encuentra en Roma con agenda propia dedicada al Bullying, para informarla sobre lo que sucedía.

El primer parte oficial decía que: “En el día de la fecha el señor Presidente de la Nación Argentina, Dr Alberto Ángel Fernández padeció un episodio de hipotensión y mareos. Por tal motivo se decidió realizar los estudios de diagnóstico de rigor a fin de preservar su salud y evitar complicaciones”, informó Federico Saavedra, director de la Unidad Médica Presidencial.

La emergencia médica significó que Fernández no pudiera participar de toda la jornada del G20. Cafiero lo reemplazó en todos los eventos y leyó sus discursos referidos a la seguridad alimentaria y a la salud global postpandemia del Covid-19.

Cerca de las 17 hs en Bali (6 de la mañana en Argentina), el Gobierno hizo público el segundo parte oficial que informaba que: “En el día de la fecha el señor Presidente de la Nación, Dr Alberto Ángel Fernández fue evaluado medicamente, se diagnóstico una gastritis erosiva con signos de sangrado, recibió el tratamiento médico adecuado encontrándose en buen estado de salud y reanudando sus actividades con control médico”.  Informe firmado por el doctor Federico Saavedra, a cargo de la UNP.

En ese marco, el titular del Ejecutivo recibió la autorización de sus médicos para participar del encuentro bilateral con el presidente Xi Jinping, líder del Partido Comunista de China. El cónclave fue en el hotel Muliá y duró nada más que veinte minutos. Según explicaron los protagonistas, fue el tiempo suficiente para cerrar un acuerdo bilateral vinculado a la ampliación del swap por 5.000 millones de dólares y el compromiso de China de ponerse al día con sus obligaciones contractuales vinculadas a la construcción de las represas Jorge Cepernic y Néstor Kirchner en la provincia de Santa Cruz.

Juan Pablo Peralta, periodista acreditado permanente en Casa Rosada y el Parlamento nacional argentino para FM Concierto 105.5

 

Mostrar Más

Artículos Relacionados

Volver al botón superior