Actualidad

La banda de los gitanos: usaban documentos extraviados para sacar créditos UVA y comprar autos 0km

Una red de estafadores conocida como la "banda de los gitanos" fue desarticulada por Policía de la Ciudad, luego de detener a cuatro de sus integrantes. Quedaron apuntados por "estafas reiteradas". Sacaban créditos UVA a nombre de personas que habían perdido algún tipo de documentación, y compraban vehículos 0 kilómetros para poder comercializar, dejando deudas millonarias a sus victimas.

La investigación se inició hace poco más de dos meses, en diciembre, cuando un hombre denunció en la Comisaría Vecinal 12A, que fue víctima de una estafa por “usurpación de su identidad”.

Según la denuncia, “personas desconocidas habían sacado un crédito millonario a su nombre”. Y dio como detalle principal que previo a la estafa, había perdido su tarjeta de crédito. Tras ello, le llegó una notificación sobre una deuda de un crédito UVA que le habían otorgado, que nunca había pedido.

La entidad bancaria le informó al damnificado que debía dinero por un crédito prendario por casi 8 millones de pesos por la compra de un vehículo cero kilómetro en una concesionaria ubicada en Coghlan.

Esa causa que quedó a cargo del fiscal José María Campagnoli (Fiscalía del Distrito Núñez-Saavedra), fue la punta de lanza para iniciar la investigación por estafas y dar con la “banda de los gitanos”.

Tras una serie de allanamientos, lograron dar con cuatro de los integrantes y secuestrar los papeles de cinco vehículos que fueron incautados.

Uno de los integrantes de la “banda de los Gitanos” es llevado por Policía de la Ciudad.

Cómo operaba la estafa

El caso desnudó el modus operandi de la banda. Conseguían los datos de personas que habían perdido alguna documentación, y a su nombre solicitaban créditos UVA para hacerse de autos 0km.

La pesquisa reveló que un gestor, que se hacía llamar Jorge, con un poder otorgado por un escribano, había solicitado dos créditos UVA: uno a nombre del damnificado que hizo la primera de las denuncias y otro a una mujer residente en Corrientes. La investigación comprobaría que también había perdido su DNI.

La etapa investigativa se amplió al dar con las concesionarias donde se habían comprado los Fiat Cronos. Uno de los vehículos estaba listo para la entrega. Tras la orden judicial, se le colocó un rastreador satelital y así pudieron dar con la persona que en teoría lo había comprado.

Fuentes vinculadas al caso informaron que un hombre que tenía un poder escrito retiró el auto y comenzó un recorrido, por momentos deambulatorio, destinado a evitar seguimiento.

Uno de los autos secuestrados de la Banda de los Gitanos.

Pasó por Juan B. Justo y Warnes, donde se le hizo un polarizado de vidrios y luego pasó por tres domicilios: en Villa General Mitre, Villa del Parque y Villa Devoto, que resultaron ser de miembros de la colectividad gitana. El viaje finalizó cuando el sospechosos fue detenido en la bajada de la calle Santa Rosa, en el Acceso Oeste en Castelar.

A partir de las averiguaciones realizadas, el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional 40, a cargo de Paula González, ordenó cinco allanamientos: tres en la Ciudad, en los lugares donde había parado el flamante Cronos y otros en el Conurbano: en las localidades de Merlo y Campana.

Los allanamientos, más una serie de escuchas telefónica, la Policía pudo desbaratar esta banda delictiva a los que le imputan inicialmente entre cinco o seis estafas. /Clarín
Mostrar Más

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver al botón superior