ActualidadCasa Rosada

Aníbal resiste el embate del kirchnerismo que pide su salida. Alberto Fernández no aceptó su renuncia

Luego del grave incidente que tuvo como protagonista a la vicepresidenta Cristina Kirchner, el ministro de Seguridad de la Nación, Aníbal Fernández, contó que luego del ataque perpetrado en la puerta del domicilio de Cristina Kirchner puso a disposición del presidente Alberto Fernández su renuncia, ya que el es el responsable de la Policía Federal, que estaba a cargo de la custodia de la mandataria. El funcionario aseguró que el jefe de Estado la rechazó de inmediato y por eso sigue en su cargo.

“Soy un caballero, y cuando esta cosa sucedió lo primero que le dije al Presidente que cuando él lo decidiera a correrme. Se lo dije desde un primer momento porque esas cosas se deben hacer así”, manifestó a los periodistas allí apostados al entrar a la dependencia que dirige.

La primera muestra de apoyo que recibió de parte del titular del Ejecutivo fue cuando participó de la reunión de Gabinete que Juan Manzur convocó en carácter de urgente y se sentó a la derecha del Presidente.

En ese cónclave con casi todos los ministros, Aníbal Fernández fue el encargado de contar en qué estado se encontraba la investigación. A su vez mantuvo comunicaciones con la senadora Kirchner el jueves y el sábado para hablar sobre lo sucedido.

Por otra parte, descartó que la Policía Federal haya manipulado el teléfono celular del agresor, Fernando Andrés Sabag Montiel, y aseguró que no hubo reacción tardía ni negligencia de la fuerza de seguridad. Consultado por un cronista, el ministro respondió: “No, no lo descarto, no lo manipuló. Lo que hizo fue recogerlo, ponerlo en una bolsa y trasladarlo al juzgado”.

A su vez señaló que “cuando comenzamos la gestión sacamos un protocolo de preservación de la escena del crimen, para delimitar cómo actuar. Nuestros efectivos llegaron a la escena, con todos los superintendentes, se armaron las carpas, se trabajó paso a paso, se desnudó a esta persona, y se trabajó con la medicina legal como corresponde, y después se envió el teléfono en lo que se conoce como la bolsa de Faraday al juzgado, que nos dio un recibo de que constataron que fue recibido con la cadena de custodia intacta”.

Fernández agregó que: “Hasta ahí llegó nuestra tarea”, se escudó el funcionario, y reafirmó que durante el operativo de seguridad en las inmediaciones de la casa de la Vicepresidenta se cumplieron los protocolos de actuación. “No hubo reacción tardía, puse una foto que se ve como si fuese el cinco del dado, la vicepresidenta en el medio y alrededor cuatro policías de la federal. Es muy difícil resolverlo en una situación abierta como es el caso”, explicó.

El máximo responsable de la seguridad de Cristina se lamentó por los dichos de Hebe de Bonafini (titular de Madres de Plaza de Mayo), quien pidió su renuncia al cargo luego del atentado en Juncal y Uruguay, en el barrio de Recoleta. “Lo de Hebe me duele el alma porque no sabe lo que pasó y opinó del hecho”, señaló Fernández

Se supo que no fue solamente Bonafini quien pidió su renuncia, sino un importante sector del kirchnerismo duro, especialmente de la agrupación La Cámpora. Las tensiones entre Máximo Kirchner, hijo de CFK, vienen desde cuando el diputado oficialista renunció a la presidencia del bloque del Frente de Todos, por estar en contra del acuerdo que el ex ministro de Economía, Martín Guzmán -con el aval del presidente Fernández- pactó con el Fondo Monetario Intrernacional, y fue duramente criticado por quien no presentó su renuncia indeclinable, sino que incorporado en las filas del “albertismo”, aguardó la contención del primer Mandatario.

Sobre el final del encuentro con la prensa, Fernández afirmó que “en el video se logra descifrar que hay un arma después de un rato largo, no estoy justificando ni mucho menos, lo que ha sucedido es un hecho horroroso que estamos tratándolo con mucho cuidado para no dejar fugar ningún tipo de situaciones. Sentimos que hicimos mucho esfuerzo, he hablado con el vice el jueves y el sábado, y estamos trabajando”.

Juan Pablo Peralta, periodista acreditado permanente en Casa Rosada y el Parlamento nacional argentino para FM Concierto 105.5

Artículos Relacionados

Volver al botón superior